DEFINIENDO conceptos

Liderazgo y desarrollo organizacional

El liderazgo y desarrollo organizacional son dos conceptos íntimamente relacionados. El liderazgo empresarial se puede definir como la capacidad que tiene el líder de una empresa para conseguir sus objetivos a través del compromiso real y voluntario de sus trabajadores. El líder será el encargado de mejorar la motivación de los empleados para conseguir los objetivos de la compañía.

Si bien es cierto que no todas las empresas encuentran las mismas características en la figura de un líder, lo más normal es que esta tenga las siguientes:

  • Buena capacidad comunicativa y de motivación.
  • Muestra de carisma y de entusiasmo por el trabajo.
  • Capacidad resolutiva, de gestión y de
    organización.
  • Capacidad de visión de futuro y de negociar.
  • Pensamiento creativo.
  • Disciplina y compromiso.
  • Escucha activa ante los empleados.
  • Honestidad y humildad.
  • Capacidad de toma de decisiones.

El liderazgo y desarrollo organizacional son muy importantes para el buen funcionamiento de cualquier organización. Son elementos fundamentales para conseguir trabajar de una manera eficiente y alcanzar los objetivos propuestos. Por numerosas razones, es necesario argumentar la importancia del liderazgo en el desarrollo de las organizaciones.

Influir en las actitudes de los empleados

El líder maneja el comportamiento de los empleados con su capacidad para liderar el equipo. De esta forma, el líder hace que su
equipo se esfuerce por alcanzar los objetivos de la organización. Obtiene resultados a través del esfuerzo de sus seguidores.

Satisfacer las necesidades de los empleados

El líder no se ocupa solo de los objetivos de la organización. Las expectativas y las necesidades de los empleados son la base de la relación entre el líder y su grupo. Muchas personas sienten seguridad acompañadas de un líder porque, además, son conscientes de las oportunidades de desarrollo profesional que este les puede ofrecer.

Introducir cambios necesarios

El mundo organizacional es dinámico y siempre cambiante. El liderazgo en el entorno organizacional hace que se ejecuten los cambios de una forma ágil y rápida. Así se consigue limitar mucho la resistencia de los empleados al cambio.

Resolver conflictos

La influencia del líder sobre los empleados se convierte en un elemento importante cuando hay que resolver conflictos.
Estos conflictos pueden ser entre los propios empleados, los empleados contra la organización, o bien de una organización contra otra. El líder es capaz de entender los conflictos y ofrecer una solución específica para minimizar la posibilidad de un fracaso.

Formar a los empleados para su desarrollo profesional

El líder es el primero en detectar las necesidades de formación de sus empleados. Por eso, puede formarlos u obtener los recursos para capacitarlos. Garantizará que algunos empleados se conviertan también en líderes para la organización en el futuro.

Generar una visión hacia el futuro

El líder, a través de su influencia sobre el grupo, puede hacer que este entienda las condiciones que afrontará la organización en el futuro. De esta manera, será posible determinar las acciones que se tendrán que llevar a cabo para mantener de una forma óptima la organización.

Orientar y motivar a los empleados

El líder conoce las necesidades de los miembros de su grupo y sabe cómo satisfacerlas. Igualmente, sabe cuáles son
las herramientas que los empleados necesitan para sentirse cómodos y desarrollar su potencial. Un buen líder comunica de forma óptima las tareas para que los trabajadores las ejecuten. Además, un buen líder está ahí para ayudar en caso necesario.

¡Consúltanos cualquier duda sobre la actitud creativa, el liderazgo y el desarrollo organizacional!