Zona de tolerancia e innovación

Zona de tolerancia e innovación

El modelo NCV Partimos de la premisa de que cualquier modelo económico se basa en tres pilares fundamentales: las Normas, las Creencias y los Valores.

  • Las Normas (N): conjunto de leyes, normativas y reglamentos que regulan el mercado.
  • Las Creencias (C): percepción de las partes interesadas respecto al producto.
  • Los Valores (V): ideología que soporta el modelo económico en su industria.
Los tres pilares son interdependientes pero tienen características propias. Las Creencias por ejemplo son volátiles. Pueden cambiar rápidamente después de la aparición de una nueva información. Los Valores en cambio son el resultado de un trabajo de fondo que evoluciona laboriosamente a lo largo del tiempo. La combinación de estos tres pilares representa la zona de tolerancia del sector. Una zona de tolerancia amplia tiende a favorecer la vitalidad del modelo económico. Una zona de tolerancia estrecha, al contrario, disminuye el margen de maniobra y dificulta cualquier acción, y más aún, innovación.

Un ejemplo

La industria del cigarrillo electrónico, por ejemplo, se basa en los pilares siguientes:
  • Normas: restricciones legales en cuanto a producción, comercialización, promoción y consumo del producto.
  • Creencias: percepción del público respecto al producto.
  • Valores: todo lo que tiene que ver con la salud y el bienestar.
Una zona de tolerancia óptima en este sector se caracterizaría de esta forma:
  • Normas: todo el mundo puede comercializar, comprar y usar cigarrillos electrónicos. La publicidad está autorizada. El cigarrillo electrónico se puede consumir en cualquier sitio.
  • Creencias: el cigarrillo electrónico es un producto elegante. Además es una medida de “desenganche” eficaz y no daña la salud.
  • Valores: la salud es fundamental y las adicciones se tienen que combatir.
Aunque los tres pilares nos hayan salido perfectos como en este ejemplo, hay que ser conscientes de que todo está siempre en juego. Las características de un sector no se consolidan de una vez para siempre: cualquier suceso, estudio, decisión política, etc. puede erosionar una de las tres variables y provocar una contracción de la zona de tolerancia.

¿Qué hacemos entonces?

Los expertos recomiendan aplicar un protocolo en 6 etapas:
  1. Identificar las Normas, Creencias y Valores en los que se basa nuestro modelo económico.
  2. Identificar a todos los actores relevantes: conjunto de individuos, grupos e instituciones que tienden a deteriorar o reforzar las Normas, Creencias y Valores vigentes.
  3. Detectar las brechas y vulnerabilidades que podrían ser fuentes de problemas.
  4. Identificar los sucesos y contextos que podrían activar un proceso de contracción.
  5. Vigilar el conjunto de actores y eventos susceptibles de modificar la zona de tolerancia.
  6. Consolidar y ampliar la zona de tolerancia, limitando la aparición de factores de contracción y reforzando los componentes esenciales de cada pilar.

Pero, ¿siempre hay que luchar?

No, no siempre. A veces, resulta más inteligente – incluso vital – adaptar el modelo de negocio al nuevo contexto en lugar de intentar frenar un fenómeno de contracción inevitable… Está claro que este modelo facilita el diagnóstico y la fijación de objetivos, pero no puede sustituir en ningún caso a la cultura innovadora. Pensar que estaremos a salvo de cualquier cambio al aplicar este método sería una grande equivocación.]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*