Valor continuo en un proyecto

Valor continuo en un proyecto

¿Conoces algún proyecto desarrollado con éxito tal que el producto o servicio final sea el mismo que el definido en un inicio? Yo, para ser sincero, no.

Es por ello que en mi estreno en el blog quiero tratar un aspecto que considero realmente importante a la hora de elegir un partner: que me aporte el máximo valor en cada etapa del mismo.

Desearía que mi partner me ayudara a desarrollar aquel producto o servicio que soy capaz de conceptualizar o visualizar pero que, seguramente, aún no se cómo será.

Efectivamente, aportación de valor.

¿Cómo lo hago?

Todo proyecto está definido por la triple restricción tiempo, coste, alcance (extendida a la calidad del mismo) pero lo realmente importante es que con el tiempo y coste que tengo, consiga el máximo valor en mi proyecto.

Desde hace un tiempo vengo aplicando esta teoría a los proyectos que desarrollo con los equipos con los que trabajo. La teoría está basada en tres aspectos básicos de los principios lean, fruto de las reflexiones de Womack y Jones:

  • El propósito: Es la razón de ser del proyecto. Sin él no existe. Todo el equipo lo conoce. Conjuntamente con el cliente, lo enfocamos como soluciones (monetizables o no) a las problemáticas detectadas.
  • El proceso: Creamos el proyecto como una cadena de valor haciendo que cada parte aporte el máximo, sea flexible y esté correctamente alineada con el resto. Hacemos que el trabajo a realizar sea bajo un esfuerzo continuado y basado en el pull de actividades y la mejora continua.
  • Las personas: Usamos el talento adecuado para cada proyecto (es una de las ventajas de la contratación por proyecto), y definimos roles que velen por el proceso, asegurando que no se pierde valor a lo largo de la ejecución del proyecto y su creación es continua.

El objetivo es crear un flujo constante de trabajo en el que tanto el cliente como el equipo vayan construyendo el producto o servicio según las necesidades a ser cubiertas y las posibilidades potenciales que va adquiriendo.

Focalizando en estos aspectos tenemos un poco más asegurado el éxito y, en caso de conseguirlo, estoy convencido de que el producto final no será el mismo que el definido en la propuesta inicial.]]>

1 Comment


Silvia
04/02/2014 at 08:38
Reply

Absolutamente de acuerdo. No siempre hay ese engranaje en los proyectos, en general sólo se pone una meta a un equipo, pero el propósito nos permite ir más allá.


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*