Una lucha constante

Una lucha constante

“En el caso de que un alumno lleve el móvil a clase, tendrá una sanción que consiste en la retirada del dispositivo y una expulsión de 3 días. Si reitera podría ser expulsado 15 días.” Hace poco, el Consejo Escolar de Cataluña se mostraba partidario de hacer un uso responsable de los móviles y consideraba un “sinsentido” prohibirlos, aunque la Generalitat deja esta decisión en mano de los colegios. En cursos superiores a primero y segundo de ESO no se ha prohibido el uso del teléfono siempre y cuando este sea pedagógico y útil para la clase. El centro de todas formas no descarta aplicar la prohibición a los demás cursos si no se hace un buen uso del teléfono. Entonces mi pregunta es todas estas empresas que intentan mejorar la educación a través de aplicaciones de móvil y tecnología han de luchar contra esta “barrera de entrada”? Pregunta de auto-reflexión: ¿Esto es un tema cultural en España o es a nivel global? ¿Cuándo romperemos la barrera y aceptaremos la tecnología como medio de educación?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*