Un ejemplo de innovación

Un ejemplo de innovación

Nespresso? Aunque no las consumas, sus cápsulas te serán familiares y el famoso “What else?” de George Clooney te habrá hecho sonreír alguna vez. ¿Me equivoco? Así es: la marca se ha convertido en un actor ineludible para el público en general. Pero lo que pocos saben es que la filial de Nestlé ha tardado 25 años en conseguir el éxito que le conocemos hoy.

2016

El mercado de las cápsulas individuales de café no existía hace 30 años. En la actualidad, se consumen unas 13.000 tazas de Nespresso cada minuto en el mundo. Una cápsula de 6 gramos se vende 0,30€ y los beneficios (20 céntimos por cápsula) son considerables. Un sueño hecho realidad, detrás del que se esconden unas valiosas lecciones de innovación. Lo que hay que entender, es que la marca no se limitó a crear un nuevo producto, sino que aprovechó muchos otros tipos de innovación y desarrolló un sistema entero, totalmente irresistible.

Una oferta relevante

  • Un producto gourmet de alta gama procedente de las mejores cosechas de café, porciones individuales con una amplia variedad de sabores (22 en total) y máquinas muy estéticas y fáciles de usar.
  • Un surtido de accesorios y dulces que completan y subliman la oferta.

Una experiencia exquisita

  • Varios canales de distribución, tanto físicos como virtuales.
  • Un abanico de servicios exclusivos y personalizados.
  • Un departamento de atención al cliente disponible los siete días de la semana.
  • Ofertas exclusivas e invitaciones a eventos especiales.

Una organización pertinente

  • Un modelo económico que se centra en las familias de ingresos elevados y abandona los grandes mercados en los que Nestlé se suele focalizar.
  • Un ecosistema en el que los productores de café, fabricantes de máquinas y organizaciones no-gubernamentales colaboran para alcanzar un objetivo común: construir un futuro más sostenible.
  • Una estructura dedicada para evitar posibles interferencias con Nescafé, la joya del grupo.
  • Unos procesos inéditos, en los que se permite tomar riesgos calculados.

Momentos clave

No será la primera vez que insistimos en que la innovación es el fruto de mucho trabajo. La historia de Nespresso es un ejemplo más: su éxito es el resultado de un largo proceso de aprendizaje basado en la experimentación y la perseverancia.

Fase 1: Invención (1970-1982).

Durante varios años, el equipo de I+D pule y registra todas las tecnologías punteras que busca aplicar al proceso de producción del café, con el objetivo de conseguir el espresso perfecto. Es el ingeniero Eric Favre quien finalmente inventa el concepto definitivo después de un viaje a Italia: un sistema integrado cerrado en el que se introduce una cápsula monodosis.

Fase 2: Exploración (1982-1988).

El primer mercado en el que la marca se focaliza es el profesional: bares, restaurantes y oficinas. Pero las ventas no despegan y el proyecto se ve fuertemente criticado internamente.

Fase 3: Innovación (1988-1997).

En 1988, el grupo contrata a Jean-Paul Gaillard y le da el reto de triplicar las ventas desde el primer año… El ejecutivo decide cambiar de estrategia por completo: abandona el mercado profesional y se orienta al mercado doméstico, incluyendo la venta a distancia en sus canales de distribución. Sus esfuerzos pagan: la empresa alcanza el equilibrio por primera vez en 1995 y el proyecto parece tener un futuro prometedor.

Fase 4: Crecimiento y reorganización (1997-2011).

La marca crece un 35% al año sin caer en la confortosis nunca… Empieza un ambicioso programa de expansión internacional, reorganiza su cadena de valor, consolida su presencia online e invierte en campañas de marketing con los resultados que conocemos. En 2011, llega a facturar 3.500 millones de euros.

Conclusión

Como ves, estamos lejos del milagro o golpe de suerte. El proceso ha sido largo y ha supuesto que varias personas con perfiles diferentes se involucraran, que se cuestionara lo establecido, que no se parara nunca de buscar cómo mejorar las soluciones existentes. Pregunta de auto-reflexión: ¿qué está haciendo tu compañía para innovar? ¿De verdad se ha empoderado del proceso o está esperando un milagro?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*