Tendencias vs Comprensión

Tendencias vs Comprensión

Si te preguntasen si el móvil es el espacio más adecuado para leer un artículo de más de 6.000 palabras ¿Qué dirías?

Antes de responder piénsalo de nuevo.

Un artículo de The Atlantic explica cómo el mundo editorial está descubriendo que cada vez se reciben más visitas a sus artículos en profundidad desde el móvil.

Y no solo ellos, un estudio demuestra que el 65% de los usuarios de móvil de todo el mundo prefiere ver películas completas y episodios de televisión, en lugar de videoclips musicales o videos cortos.

He escogido estos datos de hábitos de consumo para empezar mi participación en nuestro blog porque quizás represente una sorpresa para muchos, pues es casi una ‘convención’ que los móviles son para historias de consumo rápido, y no para lecturas largas e inmersivas.

Pero sobre todo, porque me ha recordado que a menudo muchas empresas basan el diseño de sus productos y su estrategia en suposiciones, convencionalismos o estadísticas que no les aplican.

Pregúntate lo siguiente

¿Cuánto conoces a tus clientes? ¿Sabes cuáles son sus problemas y necesidades? ¿Cuánto sabes del porqué de lo que hacen? ¿o de en qué contexto se se hallan cuando tienen esa necesidad y cómo llegan a tu producto?

¿Lo sabes por experiencia, o también por qué dedicas tiempo y recursos a investigar, a hablar con ellos, a observar cómo utilizan tu producto o servicio?

Si el cliente es verdaderamente en el centro de lo que haces, necesitas información de primera mano para conocerlos y entenderlos. Si no, estás basándote en suposiciones, como en el video con el que ilustramos este post.

En definitiva, es importante estar al día de nuevas tendencias, pero es más importante todavía conocer y entender a nuestros clientes. Las tendencias y demás información de hábitos de consumo nos pueden ayudar a tomar decisiones de diseño o formato; pero el conocimiento de nuestros clientes nos permite decidir si esa tendencia aplica o no a nuestro caso. En este ejemplo, esta nueva tendencia, que mayoritariamente se da entre adolescentes y jóvenes, se aplica en gran medida a sector media, pero quizás también serviría para organizaciones que buscan conectar emocionalmente mediante historias con sus clientes.]]>

5 Comments


Dani
03/02/2014 at 18:24
Reply

Buena reflexión Silvia! En la vida debemos observar y actuar para conocer, desde nuestra pareja e hijos hasta nuestros clientes. Ellos son los que tienen la solución. Es cuestión de tener la mente abierta, ser empático, reflexivo y capaz de aplicar los conocimientos que se tienen para encontrarla.


    Silvia
    04/02/2014 at 08:16
    Reply

    Efectivamente Dani, la mente abierta y recordar que el hecho de diseñar y poner en marcha la web o la aplicación no nos convierte ‘en usuarios’.

Germán
03/02/2014 at 20:52
Reply

Durante muchos años, empresas de desarrollo «informático» (de todos los tamaños) han desarrollado productos con la siguiente filosofía: «yo te hago la web/aplicación/app cumpliendo las especificaciones pactadas, y si luego no sabes utilizarla bien, es culpa tuya por no entenderla o por no tener suficientes conocimientos técnicos». Estoy completamente de acuerdo con lo que comentas en este artículo y a los clientes no solo hay que preguntarles «¿qué quieres?» sino también «¿cómo lo quieres?» y a partir de aquí no sólo ofrecer un producto o servicio sino el VALOR que el cliente realmente espera. Es tan importante saber escuchar en la vida cotidiana como saber escuchar a los clientes.


    Silvia
    04/02/2014 at 08:21
    Reply

    Efectivamente hay que ponerse en el lugar de los clientes para poder desarrollar lo que necesitan. De hecho hay que ir un paso más allá y no sólo preguntar qué quieren, si no también observar cómo trabajan, en qué entorno… No siempre es fácil decidir qué quieres.
    Lo veremos en el próximo post.
    Germán, gracias por la inspiración!

JaeUn Do
04/02/2014 at 07:59
Reply

Muy bueno, es una pregunta que nos hacemos cada día, pero tu lo has ordenado y enfocado de una manera fácil. Gracias por la reflexión.


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*