Situaciones para tomar perspectiva en un proyecto ágil

Situaciones para tomar perspectiva en un proyecto ágil

«agile» para poder tomar esa perspectiva y ver el panorama completo (muchas veces diferente al anterior) antes de sumergirse a realizar las tareas planificadas. Por eso intento aprovechar cada una de las situaciones explicadas a continuación en todos los proyectos que realizamos.

Con nuestro cliente

Nuestro cliente es el que finalmente nos contrata para solucionar un problema concreto. A menudo, el problema va más allá del planteamiento inicial y es nuestra función ayudar a encontrar el problema real para realizar un enfoque correcto del proyecto. Una vez realizado el enfoque e iniciado el proyecto, debemos ir constatando que aquello que realizamos está alineado con la solución al problema y responde realmente a sus necesidades actuales (y variantes). Las reuniones con el cliente nos ayudarán a ver el bosque completo, todo el proyecto desde su visión más estratégica a la más táctica. Es por ello que nos ayuda a tomar perspectiva de proyecto. Por tanto, desde el arranque, es necesario reunirse con el cliente de forma periódica con el objetivo de obtener esta retro-alimentación a partir del trabajo realizado. Puedes programar reuniones de seguimiento y aprovechar las reuniones de test de producto para obtener la máxima información.

Con los usuarios finales

Muchas veces nuestro cliente no coincide exactamente con los usuarios que van a hacer uso del producto o servicio final. Es por ello que es necesario diferenciarlos. Realizar reuniones de feedback con usuarios finales nos permite aclarar conceptos, eliminar suposiciones incorrectas y poder obtener información importante como pueden ser frenos del proyecto, riesgos o ventajas percibidas. Es una visión más táctica, aplicable sobre el producto o servicio final y que debemos alinear con las tareas diarias del equipo y visión estratégica del cliente. Para obtener la información podemos realizar reuniones de test de concepto o aprovechar las reuniones de test de producto.

Con el equipo

Para poder llevar a cabo un buen proyecto, necesitamos traspasar la visión del cliente y del usuario final a todo el equipo. El equipo, debe hacerse suyo el proyecto y poder aportar el máximo conocimiento para mejorarlo, siendo pieza fundamental en su desarrollo. Gracias a las reuniones con el cliente y con los usuarios finales podemos dar visión y perspectiva al equipo aprovechando la reunión de planificación, la retrospectiva o incluso, alineando las tareas después del ‘daily meeting’. A mi me sirve mucho también dar el feedback y visibilidad a partir de la definición del juego de pruebas (en proyectos de desarrollo software, sobretodo) y posteriormente a la ejecución del test de producto, mientras que las reuniones de pasillo me sirven para recoger información que uso en las reuniones más formales.

Con mi propia organización

Y como todo buen proyecto, no sólo debe tener máximo beneficio para nuestro cliente, sino para nuestra compañía también. Encuentro fundamental poder explicar el avance de proyecto dentro de la compañía en base a los kpis definidos y alineados con la meta del proyecto acordada con el cliente. Las reuniones dentro de tu compañía con aquellas personas sobre las que has de reportar, hacen que puedas anticipar posibles situaciones problemáticas o ventajosas que pueden tener implicaciones desfavorables o favorables en el proyecto. Las reuniones dentro de la propia compañía deberían establecerse dependiendo del marco de proyecto acordado con el cliente. Aprovechando las situaciones mencionadas podemos ir dando perspectiva tanto al cliente, como al equipo como a nuestra propia compañía, recogiendo y transmitiendo la información adecuada a cada uno de ellos. Y tu, ¿aprovechas alguna otra situación para poder tomar perspectiva y mejorar la comunicación?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*