Si te gusta conducir

Si te gusta conducir

El próximo episodio de la batalla en los smartphones se va a desarrollar en el sector de la automación con la generalización de la implementación de los sistemas Car Play de Apple y el Android Auto de Google, ¿estás preparado?.

Cada vez más los smartphones se han convertido en el eje vertebrador de toda nuestra vida digital y han pasado de ser sólo un elemento que nos permitía comunicarnos a otro tipo de usos y funciones (monitorización de la actividad física, consultas bancarias, compras online) que han ido generando nuevos hábitos en el usuario.

La próxima revolución esta a punto de entrar como copiloto en tu coche para intentar proporcionarte toda la información que necesites y proporcionar la diversión que necesites en tus viajes.

Dos van a ser los grandes players en esta nueva revolución que se avecina, por un lado tenemos el ya operativo CarPlay de Apple y en breve podremos disponer del Android Auto de Google. Ambos funcionan de forma similar integrándose en el uso y mandos de nuestro vehículo y proporcionándonos una primera capa de servicios prácticamente igual para los dos sistemas favorecidos por la inclusión de un asistente virtual (Siri en el caso de Apple) que nos permitirá:

  • Realizar y contestar llamadas de voz
  • Escribir y contestar mensajes y e-mails a través de la función de dictado
  • Acceder a la música almacenada en nuestro dispositivo
  • Acceso a mapas y servicios de GPS

Partiendo de la idea que son sistemas son muy similares, dos son los factores claves que determinarán cual de los dos sistemas tomará una posición de ventaja en el mercado. El primer factor responde a cuestiones más comerciales y pasa por ver quien negocia mejor los acuerdos con los fabricantes de automóviles para implementar su tecnología y de la forma en que lo realizan.

El segundo factor es más determinante y más tecnológico y pasa por la capacidad de integración de aplicaciones ya existentes (servicios como Spotify, Stitcher o Whatsapp) o el desarrollo de nuevas aplicaciones que permitan mejorar u optimizar nuestra conducción o el mantenimiento y conservación de nuestro vehículo.

Estamos ante un escenario muy disrruptivo, parecido el que supuso el lanzamiento del primer iPhone, donde todo esta por hacer y donde parece que la gran fragmentación de sistemas operativos empleados por los fabricantes de automóviles se va a ver afectado por la participación de dos nuevos invitados que quieren participar en un negocio de casi 1.000 millones de vehículos en el mundo.

¿Pero nos estamos olvidando de algo? ¿Y la industria del automóvil que tiene que decir a todo esto?¿Se abrirán a esta nueva tecnología o seguirán utilizando la experiencia de conducción como principal valor a la hora de comercializar sus vehículos? ¿Aceptarán la disrrupción como factor decisivo en la decisión de compra de un vehículo? Todas estas respuestas van a tener respuesta a lo largo de los próximos meses en un duelo que promete ser del todo apasionante.

]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*