¿Qué es el 'Marketing Automation'?

¿Qué es el 'Marketing Automation'?

Entonces, ¿qué es el ‘Marketing Automation’? Básicamente, es la capacidad de automatizar la mayor parte de las tareas que conlleva el desarrollo de relaciones personalizadas con clientes. Cuando hay pocos clientes, desarrollar y mantener relaciones individualizadas con cada uno de ellos es un trabajo que se puede realizar “manualmente” usando herramientas tradicionales (emailings vía Outlook, análisis de resultados en hojas Excel, etc.). Cuando son muchos, la cosa se complica y la cantidad de tiempo dedicada a la gestión de estas tareas se hace insostenible (sobre todo desde que las redes sociales se han apuntado a la fiesta…). Enviar mensajes personalizados, desarrollar ofertas a medida, responder a las preguntas y tratar las quejas de todos se convierte en una misión imposible. Ahí es donde el ‘Marketing Automation’ entra en juego. Vale, pero concretamente ¿cómo funciona? Existen muchas plataformas que ofrecen soluciones más o menos completas. En general, todas abarcan 4 componentes principales:

  • Gestión de contactos: listas, segmentación, perfiles, etc.
  • Gestión de campañas: diseño, personalización, etc.
  • Gestión de leads: ‘lead scoring’, ‘lead tracking’, etc.
  • Medición de los resultados: limpieza de la base de datos, informes específicos, ‘web analytics’, etc.
Entre otras cosas, estos software permiten que las organizaciones hagan lo siguiente:
  • Añadir contenido dinámico en función del perfil de usuario específico de un individuo.
  • Segmentar a sus clientes actuales y potenciales por patrones comunes (comportamientos, intereses y datos demográficos).
  • Desarrollar modelos de comercialización óptimos al poder probar diferentes variables.
  • Integrar todos los canales de comercialización para poder ofrecer a sus usuarios una experiencia omnicanal.
Lo importante a la hora de elegir un proveedor es entender que las plataformas disponibles han sido diseñadas para diferentes tipos de negocio. No se trata de encontrar La mejor plataforma, sino la que mejor se adapte a vuestras necesidades. Y no sólo para ahora, sino contemplando el futuro también. Haber anticipado los requisitos que vuestras empresas tendrán en los próximos años os puede ahorrar mucho dolor de cabeza llegado el momento. Y una vez que lo tengo, ¿qué hago? Lo correcto es, como siempre, tener una estrategia bien pensada y no ir a piñón… Lo más importante es definir muy bien lo que vais a automatizar y lo que no. La idea de automatizarlo todo puede resultar atractiva, pero no lo recomiendo. Algunas tareas pueden prescindir de cualquier intervención humana, otras no. Las operaciones relacionadas con el engagement y la resolución de problemas o conflictos no pueden quedar relegadas al criterio de un robot… ¿No os parece? El Marketing Automation va más allá de la plataforma que elijáis. No estoy diciendo que el software no sea fundamental. Lo es desde luego. Pero sigue siendo una herramienta que, aunque muy potente y práctica, no es mágica. Muchos profesionales creen que al tener este tipo de recurso, ya no tendrán que pensar más. Se equivocan. Todavía no han inventado nada que haga del cerebro humano un activo prescindible… :-)]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*