¿Por qué los usuarios no compran en mi sitio web?

¿Por qué los usuarios no compran en mi sitio web?

Entonces, ¿qué es lo que no funciona? Las causas más comunes por las qué muchas webs de ecommerce no venden pueden ser (y no es ninguna novedad…;-), estratégicas o tácticas. Las estratégicas, lógicamente, están relacionadas con la definición de los objetivos y propósito de la tienda online: ¿qué es lo que quieres vender, a quién y para qué? Con todo respeto, una organización que no sepa responder a estas preguntas no debería sorprenderse si la gente no se pelea para llenar sus carritos con sus productos… Resumiendo: tienes que definir muy bien quienes son tus clientes potenciales, saber cuales son sus necesidades reales y dejar claro, en cada momento, cómo les vas a aportar valor. Esto es lo primero. Luego están las causas tácticas, que son muchas y qué, tratadas con un poco de cariño, pueden tener un impacto brutal en tus negocios.

  1. No tienes tráfico.

O sea, no te conocen ni te encuentran. Esto significa que tienes que trabajar tres cosas: tu posicionamiento natural en buscadores o SEO, el contenido que produces y tu presencia en redes sociales. Hay mucho que decir sobre el tema, así que profundizaré sobre las técnicas de generación de tráfico en mi próximo post…:-)
  1. Tu oferta no es atractiva.

La oferta es el componente más importante en cualquier campaña. Es lo que llamará la atención del usuario y lo llevará a comprar o, por lo menos, a dejar sus datos. Una buena oferta se caracteriza por su valor percibido (muy superior al precio que pides a cambio) y su carácter urgente (existencia limitada).
  1. No usas landing pages, ni call-to-actions.

En otras palabras, no animas a tus usuarios a que hagan lo que quieres que hagan. Las llamadas a la acción (Call-to-Actions o CTA) son los botones o enlaces que dirigen a tus visitantes hacia tu oferta. Por ejemplo: “Clica aquí y aprovecha nuestra oferta 2×1”. Las CTAs son fundamentales y tienen que ser convincentes y atractivas para generar conversión. Diseño y copy tienen que combinar a la perfección para que al usuario le sea muy difícil resistirse. Aquí tienes un buen ejemplo: CTA Las páginas de aterrizaje, o landing pages, son el sitio donde tus usuarios llegan después de haber clicado en una llamada a la acción. Son muy importantes. Tanto que se merecían un post entero que encontraras aquí.
  1. El pago no es seguro o no lo parece.

Esto es psicología básica. Si tus usuarios tienen miedo a la hora de pagar, si no confían en el proceso, si se pierden, no lo entienden, etc., pues, no lo harán. Así de simple. Si tu sistema de pago no es seguro, cámbialo. Si lo es, pero no lo parece, plantéate dar más información y revisa cada paso del proceso.
  1. El recorrido es confuso, largo, pesado, etc.

Ponte en la piel de tus usuarios. Están comprando online… No quieren pasar por un proceso administrativo digno del peor ayuntamiento… 😉 Así que limita los pasos necesarios y no pidas demasiados datos. El objetivo es que el camino que lleva a la venta se recorra de manera ligera e intuitiva.
  1. Tus condiciones no generan confianza.

Plazos de entrega, cláusulas de devolución, portes o gastos extras son cosas que pueden jugar en tu contra si no son razonables ni transparentes.
  1. No ofreces atención al cliente o la tienes escondida.

Yo soy la primera en ponerme muy nerviosa si no encuentro cómo contactar con una empresa fácilmente. A veces, la gente tiene preguntas o dudas y necesita poder compartirlas con otro ser humano… Tampoco es mucho pedir, ¿no? Te aconsejo que pongas tus canales de contacto en evidencia, para que no se te escape nadie por una razón tan sencilla. He terminado con mi lista. Aunque no es exhaustiva (de hecho, si crees que falta algo, no dudes en decírmelo dejándome un comentario), espero que te haya sido útil y que tengas algunas pistas en las que trabajar. ¡Ya me contarás!]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*