Os presento a Lluís

Os presento a Lluís

Lluís Blanco, es el nuevo fichaje al equipo INUSUAL para el área de consultoría e implementación de proyectos. Aunque lo presentamos oficialmente hoy, Lluís lleva varias semanas con nosotros, ya que se incorporó para dar apoyo a un proyecto muy interesante que estamos haciendo para un gran cliente. Cuando conoces a Lluís, te das cuenta de que sabe mucho más de lo que dice, si le echas un vistazo a su perfil de Linkedin te das cuenta de que no lleva en esto cuatro días. Sin embargo, actúa con esa curiosidad tan característica de los «inusuales.» Todo le interesa y de todo obtiene algo para aprender. Si le preguntas los temas que más le interesan, todos tienen que ver con la sociología, los hábitos del consumidor, etc Puede que por eso estudiara Periodismo y luego se licenciara en Derecho. Aunque estoy seguro de que es ahora cuando ha encontrado lo que buscaba 😉 La verdad es que necesitábamos en el equipo a alguien que pudiéramos echarnos una mano con los análisis de mercado, benchmarks, estudio de hábitos de consumo, patrones de comportamiento social y gamificación. Esta última especialmente interesante para un proyecto que os contaremos un día de estos. De momento, quiero compartir contigo uno de los esquemas más interesantes que conozco y uso a menudo para contextualizar gráficamente el papel de la gamificación en un modelo de desarrollo organizacional. Ya tiene algunos años, pero sigue estando bien vidente, su autor es Karthik Chakkarapani, hoy Director de los Servicios de Transformación Digital, Social y Customer Engagement de Salesforce. business-transformation-pyramid-collaboration-gamification En la imagen puedes ver una pirámide de creación de valor que empieza con la colaboración y se acelera con la gamificación. El otro día lo comentaba con un cliente cuando me preguntaba si la gamificación era recomendable o no en todos los casos. Yo le contesté que era como la sal; necesita su punto justo, pero depende de cada persona (o empresa) para que lo encuentre en defecto  o en exceso. Para mi gusto las dinámicas de juego son muy poderosas y pueden llegar a ser lo que marque la diferencia en un proyecto, pero siempre que se usen con moderación y sentido. ¿Pero cómo se sabe si nos pasamos o nos quedamos cortos? Pues como siempre en estas cosas, con la práctica y el oficio (como en la cocina). Para inspirarte un poco, te dejo con uno de los mejores ejemplos de aplicación de esta disciplina que conozco. Se trata del proyecto ‘The Fun Theory‘. Mira el video aquí abajo y verás de qué hablo. También te invito a que te des una vuelta por su sitio web para ver el resto. Hay otros ejemplos buenísimos. Como ves, este tipo de iniciativas pueden marcar la diferencia entre un proyecto aburrido y soso, y otro que sea capaz de hacer moverse a la gente. Recomendado especialmente para proyectos sociales y ayuntamientos que quieren inspirar al mundo… Estoy seguro que Lluís va a disfrutar como un niño entre nosotros y viceversa. ¡Benvingut a INUSUAL Lluís! ]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*