Nueva Realidad, Nuevo Marketing

Nueva Realidad, Nuevo Marketing

Peter F. Drucker ya lo decía en 1973: “El objetivo del marketing es conseguir que vender ya no sea necesario”. Hasta hace poco, podía resultar superfluo seguir esta directriz. Pero ahora, las cosas han cambiado.

¿En qué han cambiado?

Concretamente, hemos asistido al nacimiento de una nueva tendencia, en la que el poder se democratiza a favor del consumidor. Los clientes potenciales ya no esperan, ni aceptan que los “cacen”. Se informan, comparan, comparten opiniones y toman el control del proceso de venta. Básicamente, han dejado de ser receptores pasivos y ya no están dispuestos a permitir las interrupciones publicitarias de los medios tradicionales como la radio, la televisión o el periódico. De hecho, son cada vez más experimentados a la hora de evitar que se les ‘interrumpa’ en su vida cotidiana: no responden al teléfono si no reconocen el número, cuentan con filtros de spam cada vez más sofisticados y hacen zapping a la mínima que aparecen los anuncios en televisión.

¿Entonces, qué hacemos?

Lo bueno del nuevo consumidor es que si no le gusta que le interrumpan o sentir que le están vendiendo, si está dispuesto a pasarse horas buscando información sobre los temas, productos o servicios que le interesan. Y esto nos da una magnifica oportunidad para actuar. Esta oportunidad tiene nombre: Marketing de Atracción. El poder de atraer sin ser intrusivos. Un nuevo concepto cuyo objetivo es que sean los clientes los que encuentren las marcas e interactúen con ellas de forma consentida, sin producirse interrupciones no deseadas. La marca pasa de ser sujeto a convertirse en predicado, de perseguir a sus clientes a que éstos la busquen, la encuentren y se enamoren de ella.

Muy bien pero, ¿Cómo se hace?

Tendremos más ocasiones para entrar en detalles pero, básicamente, regalando valor. Y no estoy hablando de dinero, por supuesto… Estoy hablando de conocimientos, experiencias, consejos, ideas, y todo lo que pueda ayudar a nuestros clientes potenciales a solucionar sus problemas o a tomar decisiones. Se trata de dar primero, para poder recibir después. Se trata de ser generosos y de escuchar. Se trata de dialogar. Se trata de poner el cliente en el centro de todo. Se trata de crear un vínculo para encontrar una conexión natural entre el consumidor y la marca. No estoy diciendo que las empresas ya no pueden promocionarse, sino que lo deben hacer de manera más amable y justa. ¿Qué te parece? ¿Te apuntas?]]>

4 Comments


Dani
30/01/2014 at 22:32
Reply

¡Totalmente de acuerdo Mathilde! Es una gozada cuando después de pasarte un rato buscando información encuentras contenidos interesantes en un sitio concreto, detectan qué es lo que quieres y te sigue llegando contenido de valor mientras tu lo deseas, porque saben lo que necesitas.


Paramenta Studio
30/01/2014 at 23:32
Reply

¡¡Claro que nos apuntamos!!
Desde Paramenta Studio, tomamos al pié de la letra tus consejos para poder aportar a nuestros futuros clientes información valiosa en la red. No es tarea fácil, requiere de horas de trabajo, de imaginación y de perseverancia, pero esperamos poder ofrecer material suficiente como para que nuestros futuros clientes puedan confiar en nosotras y así trabajar para ellos.
¡¡Gracias por tus consejos!!
Lucía


Alfredo
24/07/2015 at 12:15
Reply

claro que si, pero no estoy seguro de como es lo que se pueda tratar al cliente


Francisco Moreno
14/10/2020 at 03:53
Reply

Yo estoy de acuerdo con tu planteamiento, sin embargo dudo mucho que los medios tradicionales vayan a desaparecer, deberán evolucionar para poder dar al consumidor lo que espera. Los puntos de compra seguirán existiendo, habrá eventos, la publicidad en radio y television se mantendrán, igual los programas de fidelización. El conocimiento del consumidor sr hará mas exigente, la inteligencia de mercados sera mas profunda. La gran pregunta para las compañías sera donde ubicar su inversion y recibir el mayor valor posible.


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*