Un modelo de cambio alternativo

Un modelo de cambio alternativo

Busca la solución existente Cuando se enfrenta a un problema complejo o a un reto difícil de superar, nuestra sociedad tiene por costumbre buscar soluciones fuera del entorno afectado. Contratamos a expertos y consultores externos para que nos expliquen lo que no va, importamos prácticas ajenas con la esperanza de que las podamos dominar y aplicar, etc. En fin, nos esforzamos mucho para arreglar las cosas con nuevas herramientas pero la cruda realidad es que no suele funcionar. Las resistencias parecen insuperables. El enfoque de la desviación positiva es totalmente diferente. Consiste en buscar un “modelo a seguir” dentro de la comunidad en la que queremos conseguir el cambio. Se trata de identificar la excepción y transformarla en regla… Me explico: en cualquier organización o grupo, existen elementos “inusuales” que consiguen hacer las cosas bien cuando todos los demás las están haciendo mal. Cuentan con los mismos recursos y las mismas limitaciones que sus pares pero sus comportamientos son diferentes y sus resultados mucho mejores. La desviación positiva radica en aprender de estas minorías e invitar a que los otros miembros de la comunidad descubran sus buenas prácticas por sí mismos y las hagan suyas. La experiencia demuestra que las soluciones que proceden de fuentes exteriores suelen ser o rechazadas, o insostenibles. Aplicando la desviación positiva encontramos soluciones locales, adaptadas al contexto, activables de forma inmediata, “pacífica” y permanente.

En las empresas también

Hasta entonces el método ha sido mayormente usado por ONGs y gobiernos con el objetivo de luchar contra algunos de los problemas más graves del planeta: la desnutrición en Mali y Vietnam, el abandono escolar en las zonas rurales de Argentina, el tráfico de niñas en el este de Java, la propagación del VIH / SIDA en Myanmar y la extendida práctica de la circuncisión femenina en Egipto por ejemplo. Sin embargo, se podría aplicar en el mundo empresarial perfectamente. De hecho, algunas grandes corporaciones ya lo han implementado con éxito. Es el caso de Merck México que consiguió pasar del último al primer puesto mundial dentro de la organización fomentando que sus equipos aprendieran de los 10 mejores comerciales autóctonos. Y esto aunque sus prácticas fueran contrarias a la política de la empresa…

Pilares de la desviación positiva

Según los cofundadores de la Positive Deviance Initiative (PDI), Jerry y Monique Sternin, la metodología se compone de 6 pasos:
  • Definición del problema.
  • Identificación de las excepciones.
  • Investigación y descubrimiento de los comportamientos exitosos.
  • Desarrollo de actividades basado en los resultados de la investigación.
  • Monitorización y evaluación de los resultados.
Si todavía tienes dudas o quieres profundizar, te recomiendo el inspirador Ted Talk de Monique Sternin en el que nos explica cómo ella y su marido consiguieron luchar con la malnutrición infantil en Vietnam usando la desviación positiva.

Conclusión

Aquí veo varias cosas: para empezar, el concepto tiene mucho que ver con el último post de Lluís y el insourcing de innovación del que nos hablaba Pere. Al final, las tres lógicas nos llevan al mismo punto: las organizaciones deberían aprovechar el potencial que tienen dentro antes de nada. ¿Y qué hay del liderazgo? Hace falta mucha humildad para ceder el poder a la comunidad y reconocer que uno no puede salvar a los demás, sino que ellos mismo tienen la solución al problema. Sin hablar de la relación evidente que hay entre el método, las técnicas de resolución de problemas que usamos y nuestra red de inusuales. Está claro que la desviación positiva se inscribe en una tendencia que nos gusta… ;-)]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*