Mascotas en el trabajo

Mascotas en el trabajo

felicidad en el trabajo, la inspiración, la mejora de los vínculos y relaciones con nuestros compañeros, el involucrarnos más en las actividades de nuestra empresa y, sobre todo, disfrutar de nuestro trabajo. Airbnb Barcelona, la oficina que esta empresa tiene en la ciudad Condal, Dosi Design, un estudio de diseño gráfico e interiorismo, Utopicus US2, una de transformación creativa o la Fundación Cristina Heerer de arte flamenco, son 4 ejemplos de los miles que ya existen en España.

Con mi mascota al trabajo

Pasamos muchas horas en nuestro puesto de trabajo y es evidente que hay que construir  (o contribuir) a la mejora de un clima apropiado para que esas horas sean productivas, pero sin acabar con las personas. Por eso, desde hace algún tiempo venimos hablando de cómo debería ser un ambiente ideal. Una fórmula que permita que, tanto el trabajador como el empresario, estén satisfechos con los resultados y eso repercuta de forma directa en la percepción que tienen las personas de nuestra empresa. Una fórmula que fomente el desarrollo del potencial creativo e innovador de las personas, tanto a nivel individual como en equipo, que permita sacar lo mejor de cada uno y contribuya a que todos se sientan parte de la organización, motivados y con ganas de aportar ideas y mejoras. Bien, pues son ya numerosos los expertos que aseguran que otra forma más de fomentar todo esto es ¡trayendo nuestra mascota a la oficina! Por supuesto que este tema genera diferentes opiniones, como lo genera el hecho de poder llevar a los perros en transporte público o permitirles la entrada a ciertos establecimientos. Pero, como el debate sobre eso es inevitable, os remito a otros foros más especializados en ello 😉 Siguiendo con lo nuestro… hay algunos puntos muy interesantes que he ido descubriendo sobre los beneficios que tiene el traer a tu mascota al trabajo y creo que vale la pena ponerlos de manifiesto:
  1. La presencia de tu animal de compañía en una oficina ayuda a relajar el ambiente y a reducir el estrés. Pero es que además, tener al perro o al gato cerca también ayuda a hacer el trabajo más satisfactoriamente.
  2. Enlazando el punto anterior, y siguiendo aquello del post de Pere Eres feliz en tu trabajo que decía ‘la gente feliz en su trabajo es más leal’, podemos deducir que con la posibilidad de traer a nuestro animal al trabajo evitamos que el estrés y el desgaste moral pueden acabar traduciéndose en un ausentismo de nuestro puesto o, peor aún, con un abandono del trabajo.
  3. ¿Y los descansos? ¡Tan merecidos y tan poco apreciados! Pues el mero hecho de traer a nuestra mascota al trabajo nos va a ‘obligar’ a aprovechar mejor la hora del almuerzo. Hay muchas opciones y todas ellas son muy beneficiosas para el descanso físico y mental que nuestro cuerpo requiere. Un paseo, jugar, comer al aire libre… Además, seguro que alguien de nuestro equipo va a sumarse a nosotros, con lo cual seguiremos fomentando la relación entre compañeros.
La lista de beneficios es muy larga, os lo aseguro. De hecho es tan larga como nosotros (junto a nuestros compañeros y directivos) la queramos hacer.

Siempre con el respeto por delante

Antes de implementar cualquier iniciativa como ésta en nuestra oficina o lugar de trabajo, es necesario pensar y consensuar con los demás. El respeto hacia nuestros compañeros es fundamental para que la convivencia funcione. Debemos tener el cuenta aspectos como:
  • Alergias, fobias o miedo al espacio cerrado con animales.
  • Establecer una ‘política’ de comportamiento para el animal, sobretodo teniendo en cuenta que se trata de un espacio de trabajo y que se deben respetar ciertos aspectos.
  • Ser realistas con el espacio y asumir si es apto o no para un animal. Si el espacio es adecuado, será de gran utilidad prepararlo antes de que llegue el animal por primera vez.
Seguro que tomando estas medidas y algunas más especificas en función del lugar y/o personas, la experiencia será muy gratificante.

Conocidos ejemplos de éxito

Basta con nombrar Amazon, GoogleProcter&Gamble, TRX, Ben & Jerry… Son conocidas empresas que ya permiten a sus empleados traer a sus mascotas al trabajo. Además de las no tan conocidas españolas que ya te nombré al principio. ¡Ah! y si quieres conocer algunas más, no te pierdas la página de Sr. Perro, de donde yo he sacado algunas de las que te he enseñado 😉 [caption id="attachment_11161" align="aligncenter" width="614"]TRX Oficinas de TRX[/caption] Así que, si hay tantos ejemplos (conocidos y no tan conocidos) de éxito, quizás será verdad lo que te estoy contando, ¿no? ¡Por supuesto que es verdad! Te dejo el estudio de la Universidad Commonwealth de Virginia que valida todas las afirmaciones que has leído en este post. 😉 ¡Por cierto! ¿Conoces alguna empresa o algún caso que puedas explicar? Será de gran utilidad reforzar el estudio con vuestras opiniones.]]>

1 Comment


Pili
04/02/2016 at 15:08
Reply

Cada vez más sitios dejan llevar a la mascota, pero es cierto que se hace necesario unas mínimas reglas de convivencia personas-animales.


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*