Lección de sabiduría

Lección de sabiduría

El profesor y el tarro Todo empieza en una de las aulas de un instituto corriente. Un profesor de filosofía se presenta ante sus alumnos con varios accesorios y los dispone en su escritorio. Los jóvenes le observan, atentos y expectantes. Sin decir una palabra, el profesor coge un gran tarro de vidrio vacío y lo llena con pelotas de golf. Cuando ya no cabe ni una pelota más, se dirige a sus alumnos y les pregunta si el tarro está lleno. Los estudiantes responden que sí por unanimidad. Entonces el docente agarra una caja llena de piedrecitas y la vacía en el tarro. Sacude el recipiente ligeramente para que las piedrecitas se esparzan entre las pelotas de golf. Les vuelve a hacer la misma pregunta: ¿y ahora? ¿Está lleno? Una vez más, los alumnos responden que sí al unísono. Con una leve sonrisa en su rostro, el profesor coge otra caja llena de arena y vierte su contenido en el tarro. Naturalmente, la tierra rellena todo el espacio que quedaba entre las pelotas de golf y las piedrecitas. Otra vez la misma pregunta y la misma respuesta: según los estudiantes, ya no cabe nada en el tarro. Esta vez francamente divertido, el docente agarra un pequeño termo de café y lo vacía dentro del tarro. El líquido queda instantáneamente absorbido por la arena. Realizando que el profesor les había engañado de principio a fin, los jóvenes estallan en carcajadas.

Moraleja

Cuando vuelve la calma, el docente les dice lo siguiente: “Quiero que imaginéis que este tarro es vuestra vida”. “Las pelotas de golf representan las cosas fundamentales e imprescindibles como vuestras familias, futuros hijos, amigos, pasiones, etc.” “Las piedrecitas representan las cosas importantes como vuestra casa, coche o trabajo.” “La arena representa todo lo demás, las cosas sin importancia. Si primero poneis a la arena en el tarro, ya no quedará espacio para las pelotas y las piedrecitas. Pasa lo mismo con la vida. Si gastáis todo vuestro tiempo y energía en cosas sin importancia, nunca tendréis espacio para las cosas fundamentales.”

¿Y el café?

Los alumnos se quedan reflexionando en silencio. Después de un rato, uno de ellos levanta la mano y pregunta lo que representa el café. El profesor sonríe. “Me alegro que hagas esta pregunta. Está aquí para demostrar que, por muy llena que os parezcan vuestras vidas, siempre hay algo de espacio para tomar un café con las personas que os importan…”.

Mi interpretación

Este tipo de artículo no es habitual en este blog. No habla de liderazgo o innovación de manera clara. Sin embargo, estoy convencida de que tiene mucho que ver. Tiene que ver con la búsqueda de nuestro verdadero propósito, ni más ni menos. Tiene que ver con la manera en la que vivimos nuestras vidas y, consecuentemente, influimos en los demás. Tiene que ver con valores y prioridades. Entonces sí, tiene que ver con el liderazgo. Y tú, ¿con qué llenas tu vida?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...