La innovación creativa se contagia

La innovación creativa se contagia

jornada sobre innovación que organizaba Leitat. Entre muchas participaciones interesantes, voy a centrarme en la que más me ha gustado. He tenido el placer de escuchar a Judith Viader, Directora General de Frit Ravich y tengo que decir que me ha sorprendido gratamente. Su mensaje ha sido claro y contundente;

Lo importante en la innovación creativa, no es inventar nuevos productos, es conseguir una cultura innovadora en la empresa.
Osea, que innovar es un trabajo de equipo y como su mensaje ha sido tan ‘inusual’, no he podido evitar ir a su encuentro en el descanso para felicitarla y conocer de primera mano su experiencia. Presiento que esta no va a ser la única que vez que la vea, ni que hable de ella… Judith no sólo tiene muy claro su enfoque en las personas, sino que lo combina con una excelente habilidad para vincularlo con el negocio. «El mejor indicador de la innovación es el EBITDA de la compañía» decía, la innovación debe estar conectada al negocio. Si quieres conocerla un poco más, te invito a que leas esta entrevista, vale la pena. Y no hablamos precisamente de productos, sino en este caso de la habilidad que ha tenido esta empresa para reinventarse y transformarse de fabricante, a operador logístico que distribuye incluso productos de sus competidores. Mientras éstos pueden tardar una semana en hacer una entrega, ellos lo hacen en 24 horas. potato chips Mientras la escuchaba, me venía a la cabeza el movimiento tan inteligente que hizo en su día Amazon al empezar a comercializar su propia tecnología, hoy una gran parte de este gigante viene precisamente de esta línea de negocio. ¿Y por qué digo que la innovación creativa se contagia? Porque Judith explicaba que la empresa ha dado un vuelco en pocos años gracias a la innovación. «Recuerdo que hace algunos años, la innovación era aquella partida por la que teníamos que buscar facturas en la empresa para justificar una ayuda que no queríamos perder, hoy es otra cosa muy distinta y todo se debe a que hemos conseguido crear una cultura innovadora». ¿Cómo lo habrán hecho? La gente se ha volcado -decía- creamos grupos de trabajo para generar ideas y quedamos sorprendidos de ver el talento que teníamos dentro de la empresa. Y es que hay gente que va a trabajar con el piloto automático y no se implica, no porque no quiera, sino porque siente que la empresa no le valora por su potencial, sino por lo que se supone que le contrataron. Las empresas inusuales son las que saben el potencial creativo e innovador que tiene su gente, y son capaces de crear una cultura innovadora. Integran en sus operaciones la detección proactiva de problemas y oportunidades de negocio. Saben como generar ideas para resolverlos, y siguen un proceso sistemático para convertir buenas ideas en beneficios, sin que éstas se deterioren por el camino. En estas empresas los equipos trabajan mucho más motivados. Se contagian fácilmente de esa cultura, porque la gente puede desarrollar todo su potencial creativo.
Han conseguido conectar y alinear el talento con la estrategia y el negocio de la empresa, esa es la clave.
Ellos disfrutan más en su trabajo, y la empresa obtiene los beneficios de éste, todos ganan. Qué bueno que hay días en los que descubres casos y personas, que te contagian de optimismo. ¡Gracias Judith!]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*