La diferencia entre arriba y abajo

La diferencia entre arriba y abajo

Barrio Sésamo. Un método didáctico que aún sigue vigente y unos personajes que han influido en casi cuatro generaciones. Pero ¿te has planteado que podemos sacar interesantes lecciones para aprender a innovar? Es un pájaro, es un avión…… no, es mi post de esta semana así que empezamos:

Innovar es fácil si sabes cómo

A veces innovar es más fácil de lo que nosotros mismos creemos, basta con mirar otra vez y ver lo que nadie ha visto hasta ese momento, sea en un producto, en un servicio o en un proceso. El cocinero sueco te enseña como hacer agujeros en masas de bollería industrial sin necesidad de complicarse la vida…

Cada uno ha de hacer lo que sabe hacer

Tener equipos multidisciplinares es ya un requisito imprescindible (acabemos con el multitasking!!!) así que saber en lo que cada uno es bueno va a ayudar a agilizar las cosas, favorecer el liderazgo de los equipos y a sacar lo mejor de cada persona. Sin duda cuando se trata de llevar los números, el Conde Draco era el mejor candidato en barrio sésamo…

Feedback durante todo el proceso

Tantas veces nombrado y pocas veces conseguido, el feedback es a la innovación lo que el sentido común es a la vida, así que es necesario aprender a emitir un buen feedback y a saber aceptarlo (a modo del contrato social de Rousseau). Después de cada programa aparecían Statler y Waldorf para opinar sobre lo que les había parecido el show…

Prototipa y sé ágil

¿Has visto la cara de tu cliente cuando puede ver su idea y jugar con ella en poco tiempo? ¿Para qué queremos más presentaciones? Si no lo has hecho todavía, te aconsejo que – mejor que un ladrillo de información – te lleves algo más creativo… todo cambia. Kermit y Cookie Monster te enseñan como de productivo es disponer siempre de una maqueta para lanzar un mensaje más visual…

Seduce con tu propuesta

Mira directamente el video: Si has sido capaz de verlo entero tienes un problema, y si no lo has visto entero tienes el mismo problema: esa demoníaca melodía se ha introducido en tu cerebro a través de tu oreja y se ha acomodado en tu cortex auditivo (parte del cerebro que guarda tu memoria sonora) así que seguramente estarás todo el día repitiendo esta bonita melodía. Pues ya sabes que tienes que hacer con su idea, atacar directamente al neocórtex del cerebro: una buena historia, un buen diseño, una bonita melodía…… lo que sea pero ese es tu objetivo. Hasta el próximo post y no olviden….. ]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*