La adopción de mi producto por el mercado

La adopción de mi producto por el mercado

Sitúate en el mercado Debes saber qué lugar ocupas en el mercado. Mira tu competencia y cómo te diferencias. Identifica a tu cliente natural, analízalo, conoce por qué realmente te está comprando inicia un plan de comunicación con él. Analiza si aquello que tu producto proporciona a tu cliente soluciona los problemas mejor y si vale lo que cuesta.

Reflexiona sobre tu producto o servicio

¿Realmente es tan bueno? ¿Qué hacen los demás para ser comprados más fácilmente que el mio? Resulta que a veces no salimos de nuestra oficina pensando en que aquello que elaboramos desde allí es totalmente innovador. Puede que incluso, llevemos mucho tiempo desarrollando el producto y que no hayamos vuelto a mirar el mercado y hayamos perdido perspectiva. ¿Le hace falta solo un lavado de cara? o una remodelación…

Alianzas

Estoy convencido que si quieres crecer, si quieres que tu negocio funcione y tenga tracción en el mercado, necesitas alianzas. Ya sea para poder ofrecer un servicio exquisito, para potenciarlo o incluso, para encontrar capital. Si el producto es bueno, con esfuerzo, encontrarás los partners necesarios y luego, el soporte de la empresa. Es necesario que los socios y accionistas estén de acuerdo pero seguro que, con un buen plan, puedes conseguirlo.

Pon de forma correcta el producto en el mercado

Crea una buena estrategia inicial. No hagas inversiones por parches. Que todo vaya alineado desde el principio para conseguir unos objetivos a niveles de negocio, de cuenta de resultados. Esto no significa que no puedas hacer pruebas de mercado ni pivotar sobre el desarrollo y actualización del producto ni mucho menos, sino que se haga según directrices de negocio muy bien definidas. Crea una buena estrategia de marketing desde el principio y un buen plan relacional que haga que tus clientes se sientan identificados y enamorados. Deja que lo prueben y haz que quieran repetir.

Afina a tus comerciales

Haz que sientan suyo el producto y la empresa. Que se dirijan a los clientes convencidos de que aquello que ofrecen les va a solucionar un problema real. Y lo va a hacer mejor que cualquier otro. Focaliza en vender aquello que realmente aporta valor y alinea la estrategia de venta de todos tus canales (tanto físicos como digitales). Pon el punto de mira en tus clientes y empieza el cambio interno que tu empresa necesite para poder alcanzarlos. Si tienes un buen producto vale la pena hacer una reflexión y tomar una decisión. Se que cada producto y servicio son diferentes y he intentado hacer una abstracción muy simplificada pero a veces, en lo simple podemos ver la esencia. Pienso que, con la correcta alineación de estos aspectos puedes tener un punto de inflexión que necesitas para ubicar tu producto en el mercado.]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*