“I love you but…” pero no mucho

“I love you but…” pero no mucho

Aon Hewitt realizado entre más de 5 millones de empleados de más de 1.000 organizaciones en todo el mundo, el nivel de Engagement de los empleados con sus empresas ha descendido a un 63%.

¿Qué significa esto?

Pues que más de la mitad de los empleados no se siente comprometido con su trabajo, ni con su empresa. Ya hemos explicado en otras ocasiones qué es el engagement, según este estudio uno de los motivos que provocan esta desmotivación es el avance tecnológico de las herramientas de trabajo, que se convierten en una amenaza para la seguridad laboral de muchas personas. Bernard Marr, va más allá , y especifica que la mayoría de los empleados siente que los principales pilares para el compromiso fallan en su organización, lo que provoca frustraciones, exceso de responsabilidad, sentimientos de culpa por no ser más productivos, o sentimiento de ambigüedad en la resolución de tareas. ¿Cómo facilitar que haya compromiso?
  1. Trabajar en un ambiente saludable y motivante.
  2. Ser tratado con respeto y confianza, especialmente por los responsables.
  3. Establecer con claridad sus objetivos y conocerlos para poder alcanzarlos.
  4. Desarrollar su actividad en condiciones de igualdad y justicia.
  5. Recibir información y retroalimentación sobre su rendimiento.
  6. Disponer de oportunidades de aprendizaje y desarrollo en la compañía.
  7. Tener capacidad de decisión y libertad para exponer sus ideas y problemas.
  8. Tener la posibilidad de conciliar el trabajo y la vida personal y familiar.
“Si el nivel de compromiso desciende, las empresas pueden esperar más rotación, mayor absentismo y menor satisfacción del cliente, factores todos ellos, que contribuyen de forma importante a un empeoramiento de los resultados financieros,” afirma Ken Oehler, Global Culture & Engagement Practice Leader en Aon Hewitt.
Claramente, las recompensas económicas y reconocimientos ocupan el primer puesto como las principales oportunidades del compromiso “aunque las organizaciones no puedan realizar cambios drásticos en material de compensación, es importante que adopten medidas para canalizar estos sentimientos.” La capacidad de los líderes para tener el grado de sensibilidad personal adecuada para hacer crecer a las personas y a su organización en un entorno tan cambiante como el actual es clave. Cuida tu corazón, o busca otra empresa a la que decir: “I love you…” sin peros. Pregunta de autoreflexión: ¿hasta qué punto estoy comprometido con mi organización?  ]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*