Gestionar proyectos con incertidumbre

Gestionar proyectos con incertidumbre

No creo que sea cuestión únicamente de guardarnos las espaldas mediante márgenes de contingencia y creando planes de riesgo, sino de aceptar la incertidumbre , gestionarla correctamente y sacarle el máximo partido. Para gestionar de forma correcta el proyecto y tener éxito, necesitamos el compromiso del cliente y estar convencidos de que estamos totalmente alineados con sus objetivos más estratégicos. Una vez alineados los objetivos, la táctica estará rodeada de incertidumbre, que me suelo gestionar con los dos principios siguientes totalmente embebidos:

  • Obtener el producto deseado
  • Dar el mejor servicio posible a nuestro cliente
Con estos dos principios, en cuanto tenemos un problema o imprevisto, gestionamos la incertidumbre orientada a sacar el máximo partido, siempre con las herramientas que disponemos. Las situaciones imprevistas pueden crear un punto de inflexión. Debemos estar preparados para pensar de forma diferente. Visualizar los problemas desde diferentes perspectivas y dar con la mejor solución posible (esto implica encontrar diferentes soluciones al problema real).
Debemos actuar con un proceso sistematizado (asimilado en nuestra forma de actuar) que nos ayude a encontrar, definir y resolver las situaciones de incertidumbre.
Este proceso me ayuda a encarar los proyectos de forma diferente, aceptando y sabiendo gestionar dichas situaciones, escuchando y proponiendo nuevos puntos de vista fundamentados, que pueden afectar incluso al alcance, pero sin tener repercusiones en los acuerdos finales y objetivos de proyecto. Y digo que nos ayuda porque yo ya lo he encontrado y estoy empezando a interiorizarlo. Y tú, ¿cómo gestionas las situaciones de incertidumbre? ¿Has encontrado un proceso similar?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*