Exigente con el contrato o con el proyecto

Exigente con el contrato o con el proyecto

innovación? Si me preguntas por una de las principales características de llevar a cabo proyectos de innovación, te contestaría “el alto grado de incertidumbre”. Y es que sueles conocer un escenario inicial, un alcance y unas condiciones. Conjuntamente con las condiciones tienes unos límites en los que te puedes mover y unas restricciones con las que lidiar. Y lo que está seguro es que deberás hacer suposiciones. En los proyectos de innovación conoces la situación inicial y a dónde quieres llegar. Pero probablemente el cómo no acaba de estar claro ni qué resultados finales obtendrás tampoco. Es por ello que, desde mi punto de vista, durante el camino son obligatorias tres cosas:

  • Reducir lo antes posible la incertidumbre: A medida que avanza el proyecto y teniendo siempre la “big picture” bien presente, prestar especial atención en aquellos puntos que no se tienen claros y que pueden esconder un nuevo proyecto detrás de ellos. Para ello es realmente importante tener herramientas que te ayuden a gestionarla.
  • Ajustar las expectativas, trabajando pegado al cliente: También durante el avance, el cómo y los resultados son cada vez más claros. Ajustar las expectativas de todos los stakeholders nos ayudará a llevar el proyecto a buen final, proporcionando un producto o servicio adecuado.
  • Disfrutar del viaje: En un terreno con características de mercado VUCA, en el que debes estar preparado para el cambio y encontrar la seguridad tanto en tus habilidades y competencias como en las de tu equipo, no tendrás tiempo de acomodarte. Por lo tanto, disfruta del viaje, que será duro e intenso 🙂 .
En este escenario de proyecto como el que planteo, te pregunto ¿eres exigente con el contrato o con el proyecto? Antes de empezar a evaluar los índices de respuesta al mercado ¿saca tu cliente el contrato para ver si has cumplido cada uno de los puntos al final del proyecto? ¿O realmente ve y entiende que el producto o servicio obtenido (sea PVM o no) es el que más valor aporta al mercado? Si trabajas en proyectos en alcance muy definido, con un producto o servicio replicable, en los que las personas intervienen únicamente a nivel de producción, con tareas muy definidas y conocidas, seguramente seas exigente en el contrato. No por ello debes de dejar de buscar la mejor solución. Si trabajas en proyectos de innovación, mi recomendación es que todo el equipo (cliente, partners, equipo de desarrollo, etc.) sea exigente con el proyecto, siendo consciente que el producto final puede que no sea el ideado inicialmente, pero sí el ideal para las condiciones de mercado en el que se lanza.
La exigencia con el proyecto consiste en centrarse en encontrar el máximo valor al producto o servicio final, centrando ahí todos los esfuerzos, rentabilizando todos los costes y gestionando el proyecto de forma adecuada.
Puede que no haga falta fijarse tanto en el alcance definido inicialmente sino en cómo hemos obtenido los resultados y qué tal han sido.]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*