Equipos virtuales de confianza

Equipos virtuales de confianza

El liderazgo basado en el “mando y control” suele hacer que sus equipos caigan en estos tipos de desconfianza y el entorno dónde construir equipos virtuales, sea casi inexistente. Estos liderazgos son viables en ciertos escenarios e incluso, totalmente recomendables. Para que no sufras durante el proyecto de forma exagerada, te recomiendo que si estás en uno de los escenarios en los que se necesita un liderazgo mando y control, no uses equipos virtuales. El interesante artículo 8 Common Leadership Styles habla sobe ello: modelos de líder, cómo se comportan, cuándo usarlos y cómo afectan al equipo. Para mi no es cuestión de un “laissez faire” total, sino que se basa en dejar muy claras las cosas des del inicio y conocer los motivos que llevan a cada persona del equipo a querer participar en el proyecto. Después de algunos proyectos en los que he tenido la suerte de participar en equipos virtuales, he aprendido que hay ciertos aspectos que ayudan a crear confianza y compromiso entre sus miembros. Todos ellos están basados en eliminar los malentendidos que puedan darse.

Gestión de las expectativas

Antes de que nadie se suba al carro de un proyecto, debería quedar este punto bien claro. ¿Qué esperas tu de cada persona del equipo? ¿Qué espera él de ti? Es importante compartir la visión del proyecto y hacia dónde se dirige la empresa (tanto cliente como proveedora). Subir a un proyecto puede ser como subir a un barco, del que bajar a medio viaje, te puede costar tan caro como un mal viaje.
Conociendo las expectativas de cada miembro podemos saber hasta dónde tiene pensado llegar, cómo quiere hacerlo, cómo trabaja y qué grado de implicación tendrá en el proyecto.
A partir de las expectativas, el director de proyecto debe tener bien claras las funciones que debe desarrollar cada miembro, cuáles son sus responsabilidades individuales y compartidas y comunicarlas a todo el equipo. Si alguien no cumple, queda en entredicho y ya sabes si debes contar con él o no para el próximo proyecto (o hasta dónde). La gestión de las expectativas no es algo invariable. Debemos realizar un seguimiento para alinearlas en beneficio del equipo y, por tanto, del proyecto.

Comunicación

Poder hacer sentir a los miembros que trabajan dentro del equipo a veces es difícil. La comunicación debe permitírnoslo. No me refiero a la comunicación formal, como la que puede darse en una reunión con todo el equipo, el cliente, proveedores, etc. Me refiero más bien a una comunicación informal, de tu a tu, para poder recibir el estado de ánimo y el feedback de la otra persona. Los miembros del equipo que no están en la oficina no deben tener la sensación de perderse información. Existe tecnología que te lo permite como la que que nos muestra Matthew Guay en su post 10 Great Team Communication App, pero aquello que realmente debemos asegurarnos es reservar tiempo para comunicarnos (al igual que pasa en las oficinas cerradas por despachos).

Trabajo por objetivos a corto plazo

Uno de los métodos más efectivos que me he encontrado para alinear expectativas, asignar tareas y medir los resultados, es identificar los objetivos de cada persona del equipo dentro del proyecto y establecer indicadores de rendimiento. Debemos poder cuantificar los resultados y recompensar por ello. De esta manera podemos seguir evaluando las expectativas generadas.

Participación y cesión de liderazgo

Todos los proyectos de una cierta entidad consta de muchas fases. Y en cada fase, cada persona tiene su experiencia. Tanto si usas metodología tradicional como si te mueves en marcos de desarrollo ágil. Tenemos que aprovechar esas fases para ceder a cada miembro sus periodos de liderazgo. Les ayudará a crecer a ellos y a todo el equipo. Y a lo largo de todo el proyecto, hacer que todos los miembros participen en la toma de decisiones, tanto si están en la oficina como si no, en mayor o en menor medida. Cada uno de los aspectos mencionados me ayudan a hacer crecer la confianza y el sentimiento de pertenencia dentro de los equipos, pero especialmente cuando trabajo con profesionales externos. Espero que estos aspectos también te ayuden en tu día a día o, al menos, que te hayan ayudado a reflexionar. Si puedes ayudarme a mejorar los aspectos o incrementarlos, ¡espero tus aportaciones encantado!]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*