Empleos y habilidades del futuro

Empleos y habilidades del futuro

cambios implacables a los que se tienen que enfrentar las empresas hoy en día. Que sepan anticiparse o, como mínimo, adaptarse es sin lugar a duda el mayor reto que deben afrontar si quieren sobrevivir. Pero, ¿qué pasa con los trabajadores? ¿Se salvan? ¿Podemos decir con seguridad que sus empleos se mantendrán en el tiempo sin que nadie cuestione nada? No si creemos las conclusiones del informe 2016 del Foro Económico Mundial sobre el Futuro del Trabajo… En concreto, estiman que 5 millones de puestos de trabajo se automatizarán hasta 2020 y que este número seguirá creciendo. Empleos antes considerados como “apuestas seguras” desaparecerán, sin más. El Director de Investigación del Instituto para el Futuro, Devin Fidler, nos lo deja claro:

“Hay algunos cambios globales que están en posición de modificar la naturaleza misma del trabajo durante la próxima década”.
Entonces, ¿qué hacemos? ¿Nos quedamos quietos o nos reinventamos?

Habilidades que tienen futuro

Dentro de la lista que nos dan los expertos, me gustaría destacar 4 áreas de habilidades que tienen el viento a su favor y en las que nos deberíamos concentrar. Si quieres prosperar de aquí en adelante y tener tu empleabilidad a tope en 2025, sigue leyendo…
  • Pensamiento tecnológico.
Lo que importara de verdad no sólo será el hecho de dominar herramientas tecnológicas sino nuestra capacidad para manejar enormes cantidades de datos cada día, identificar patrones y, al fin y al cabo, darle sentido.
  • Inteligencia social y nueva comunicación.
“Le van a llevar un tiempo a los robots desarrollar habilidades sociales e interpersonales como la inteligencia emocional o cultural” dice Fidler.
Esta es nuestra oportunidad. Y si además sabemos usar varias plataformas y podemos comunicar de manera eficiente a través de ellas, mejor.
  • Formación permanente.
Aquí se tratará de saber utilizar la tecnología para actualizar nuestros conocimientos en tiempo real y mantenernos al día siempre, hagamos lo que hagamos. Para cubrir esta nueva necesidad, otros tendrán que ser capaces de entregar minis cápsulas formativas consumibles en cualquier sitio y momento…
  • Adaptabilidad y perspicacia comercial.
Para terminar, una habilidad esencial será nuestra aptitud para entender cómo funciona nuestro negocio, que seamos emprendedor, autónomo o empleado. Colaborar, trabajar por proyectos, moverse con rapidez y agilidad… Todo lo que hace que un trabajador sea inusual… 😉 Al final, este informe me recuerda lo que Pere decía en su post titulado ¿Cómo encontrar inusuales? Las variables que usamos tienen mucho que ver con las habilidades descritas antes… Entonces, ser o no ser inusual, ésa es la cuestión 🙂 Lo bueno es que todos podemos desarrollar nuestro potencial si lo queremos. Focalizando nuestros esfuerzos en ser cada vez mejor y reconociendo nuestros deseos en vez de nuestros miedos entre otros, para que 2020 no nos pille desprevenidos… ;-)]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...