Email Marketing: aprende a decir adiós

Email Marketing: aprende a decir adiós

¿Y si las bajas eran, en realidad, otra oportunidad de enamorar a nuestros clientes? Cuidado, no estoy diciendo que las bajas son una buena cosa. Una baja es lo que es: la manifestación de una perdida de interés por parte del usuario. Ya no quiere recibir nuestros emails. Ha llegado a la conclusión de que ya no le aportamos valor, sino que le molestamos…¡ay! Sin embargo, hay maneras y maneras de gestionarlas. Me propongo daros las claves de una despedida con la cabeza bien alta… 🙂 1)   Cambiar el foco y no tomárselo como algo personal. No quiero ofender a nadie pero, los sentimientos del profesional o del colectivo que recibe la baja no importan. Importa el cliente. Sentirse disgustados es la mejor manera de desaprovechar este momento de la verdad. 2)   Darle al usuario más opciones. Las dos razones principales por las que los subscriptores se dan de baja de sus newsletters u otras campañas de emailing son la frecuencia con la que reciben correos y la falta de relevancia de los mensajes. En otras palabras, les bombardeamos hasta saturación con emails que no se adaptan a sus necesidades… Ufff, qué mal…:( Pero bueno, esto se puede arreglar, ¿verdad? Podemos mandar menos correos, más segmentados… Y dejar que el usuario sea quien decida. A continuación os dejo un ejemplo muy bueno de cómo podría quedar esto. La página es de Fab.com (distribuidor de productos de diseño):

bestunsubscribemessageevar-600x599 (1)

3)   Preguntar el por qué: si el usuario se quiere dar de baja aunque le hemos propuesto que cambie la configuración de su cuenta, pues que así sea. Pero no pedirle que nos explique el por qué sería un error. Hay dos formas de hacerlo: dejar que elija dentro de una lista de respuestas “cerradas” o hacerle una pregunta abierta. 4)   Hacer una última buena impresión: es un buen momento para diferenciar y humanizar nuestra marca. La idea es transmitir lo que somos y nos hace único de manera cordial y cercana. El mensaje tiene que ser coherente con el resto de nuestra comunicación desde luego, pero impactante. El objetivo es, dentro de lo posible, volver a conectar con el cliente que se está yendo. Aquí tenéis un ejemplo de video de despedida muy bien hecho, realizado por HubSpot: Ya ves, las bajas no son el fin del mundo…:)]]>

2 Comments


Jose Argudo
17/07/2014 at 10:58
Reply

Buen e interesante post, si que me gustaría añadir que si bien es «malo» cuando los suscriptores se dan de baja, también impacta muy negativamente cuando no lo hacen, pero tampoco reaccionan ante nuestros envíos. Es lo que en inglés se conoce como «Engagement», y es una media que de ser negativa puede penalizar mucho a nuestras campañas de e-mail marketing.
En estos casos conviene filtrarlos y segmentarlos para tratarlos con otra estrategia diferente 🙂


    Mathilde Outrebon
    28/07/2014 at 09:22
    Reply

    Muchas gracias José. Mas vale tarde que nunca 🙂 Estoy totalmente de acuerdo contigo. La calidad de nuestra base de datos no sólo depende de la exactitud de dichos datos, sino tb de la implicación de nuestra audiencia. Y para qué se impliquen, tenemos que conocer muy bien sus intereses y preocupaciones para aportarles valor…(para variar:).

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*