El producto es lo de menos

El producto es lo de menos

¿Puede existir una empresa con ánimo de lucro que tenga los donativos como modelo de negocio y nazca no desde la necesidad sino desde la ausencia de un producto? Cuenta la leyenda que en el verano de 2006, un tipo de Texas llamado Blake Mycoskie, se fue a pasar el verano a Argentina. Quedó fascinado por el país pero existía un pequeño inconveniente que no le acaba de encajar en todo ese ecosistema: a lo largo de todo el país no paró de encontrar a niños que iban descalzos porque no podían disponer de zapatos.

Blake tuvo una visión: fabricaría zapatos para poder ayudar a esos niños y suplir de esta forma sus carencias.
Nace la idea de Toms (“Tomorrow Shoes”) con el compromiso de por cada par de zapatos que se vendiera, la empresa donaría uno para niños de las zonas más desfavorecidas del planeta. Sus primeras oficinas fueron el apartamento de Blake y el primer año llegaron a la nada despreciable cifre de 10.000 zapatos vendidos y como consecuencia 10.000 zapatos donados. Pero Blake necesitaba sentir que su idea no era sólo una empresa, necesitaba pensar que era algo mayor que implicaba en el proceso al mayor número de actores posibles. Es en ese punto en el que Toms pasa de ser una empresa a convertirse en un movimiento y donde el producto que comercializa pasa a ser parte del donativo, nace el movimiento “One for One” con el compromiso no sólo de seguir donando zapatos sino con el compromiso de trabajar con las ONG’s locales y de implementar el lostado de ‘Best-Practices’ en lo que a comercio justo se trata, a nivel de mano de obra como de compra-venta de materias primas. Este video resume bien cual es la idea con la que nace Toms: Pero era necesario dar otro paso adelante, y en este caso la ampliación del catalogo de productos no se desarrollo desde un estudio de mercado o desde el análisis de tendencias, se incorporaron la línea de gafas de sol para solucionar los problemas de visión que se detectaron en diferentes zonas del planeta, ayudando a formar a enfermeras y voluntarios para detectar problemas de visión y distribuyendo gafas a cualquier persona que pudiera necesitarlas. El video a continuación resume bien cual es el proyecto que están realizando: La lección que podemos ofrecer de Toms no sólo pasa por la acción solidaria que están desarrollando, pasa por el hecho de creer que en el mundo empresarial se pueden hacer las cosas de forma diferente y se pueden buscar modelos de negocio inclusivos que ayuden a transmitir valores y acciones sociales sin renunciar a obtener beneficios. Feliz semana para todos y descanso en estas merecidas vacaciones.]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...