El poder de la tipografía

El poder de la tipografía

Keynote de Apple del pasado 2 de junio dedicada a presentar las ultimas novedades del software iOS 8 y OX Yosemite se anunció que ‘Helvética neue’ iba a ser la tipografía del sistema operativo que la marca de la manzana va a lanzar en breve.  El gran colectivo de amantes de Apple se pronunció enseguida, a través de todas las redes sociales, expresando sus opiniones y pasiones al respecto. No nos sorprende, ¿verdad? Con este post quiero invitaros a hacer una reflexión en cuanto al uso y disfrute de la infinidad de tipografías que hoy día tenemos a nuestro alcance. Las últimas evidencias demuestran que los distintos tipos de letras transmiten diferentes y muy variados significados y que llegan a provocar en nosotros unas emociones u otras, independientemente de las palabras que contengan. Creo que este cambio es crítico, fundamental e importantísimo desde el punto de vista del diseño. Que las letras, sus formas, las curvas y rectas, sus tamaños y grosores adquieran su propia personalidad tiene un potencial mucho mayor de lo que podemos imaginar. Han llegado a mis manos algunos estudios que tratan este tema y ponen de relieve la importancia de algunas tipografías muy amadas por algunos y también muy criticadas por otras mayorías. Uno de ellos, de 2004, se publicó en la IEEE Professional Comunication Society y presentaba un estudio titulado ‘Why people perceive typefaces to have different personalities‘. Fue realizado por dos profesionales de la Universidad de Minnesota en el que 63 estudiantes debían clasificar 15 tipografías muy comunes utilizando diferentes rasgos de personalidad. Los resultados fueron… ¿obvios? Veamos. Times New Roman resultó ser una tipografía de carácter profesional, formal pero también muy ‘común’. Lucida Console se calificó como futurista, debido a su espaciamiento de numero impar. La hija favorita de Apple, Helvética, se llevó los adjetivos de ‘muy pesada’ y ‘sin emoción’. Script también recibió estos dos mismos calificativos, pero le dieron un respiro categorizándola como ‘la más elegante‘. Las peor paradas fueron Courier New que resultó ser la ‘menos agradable’ y Comic Sans (sí, no me he olvidado de ella) que simplemente la llamaron ‘poco formal’ y ‘demasiado infantil’. El caso Comic Sans Y hoy que estoy tratando el tema de las distintas tipografías, no podría dejar de mencionar el curioso caso de ‘maltrato’ que ha sufrido Comic Sans. Y es que, como explica a ICON Alex Trochut, nieto del tipógrafo Joan Trochut

Comic Sans no es una mala tipografía, pero se ha hecho un muy mal uso de ella.
El ejemplo podría equipararse al de entrar en un tanatorio con una camisa hawaiana y un flotador de patito. El problema en si no es la vestimenta, sino el lugar donde se usa. Y justa ahora, cuando Comic Sans cumple 20 años y el ritmo de críticas ha disminuido considerablemente hasta llegar a convertirse en uno de los iconos culturales del mundo del diseño gráfico, alguien ha querido volver a sacarla a la luz pero esta vez para hacerla brillar como merece. Craig Rozynsky, un diseñador Australiano ha rediseñado la tipografía, la ha rebautizado como ‘Comic Neue’ y mediante este site la ha vuelto a poner en boca de todos. Entonces ¿cómo de importante es el papel que juega la tipografía? Poco a poco todos estamos comprendiendo y mejorando la selección de tipos de letras que debemos utilizar en función del tono, la personalidad y la emoción que queremos transmitir en nuestro mensaje. Esa es una parte muy importante que va ligada a nuestra marca, ya sea de nuestra organización o personal. No podemos olvidar que cada fuente tiene una personalidad propia y esta personalidad puede condicionar (para bien o para mal) el mensaje que estamos transmitiendo.]]>

1 Comment


Francisco J.
27/10/2014 at 21:03
Reply

Interesante artículo, agradezco el aporte.


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...