El asunto perfecto

El asunto perfecto

Subject Line Comparison.” Los primeros dicen que lo importante es captar la atención de tu audiencia y estimular su curiosidad e interés… (Parece lógico, ¿no?) Pero los otros (o sea Mailchimp), dicen, después de haber analizado más de 40 millones de emails enviados por sus clientes a través de su plataforma, que lo que importa es… (redoble de tambores por favor… 😉 describir lo que los lectores encontrarán al abrir el mensaje… Nada más. Puede parecer sorprendente al principio, pero si te paras a pensar en lo que tú, como usuario, haces cada día, entonces lo entiendes. ¡Estamos hartos del spam! Como bien lo decía al inicio del post, tenemos la bandeja de entrada saturada. La mitad de los mensajes que recibimos son publicitarios (y no deseados desde luego), y la otra mitad (un tercio si tienes suerte) no nos aporta ningún valor… ¿Consecuencia? Cualquier mensaje susceptible de ser intrusivo acaba en la basura.

Entonces, ¿qué hacemos?

Personalmente, me quedo con esta frase de Mailchimp: “los mejores asuntos dicen lo que hay en el email, y los peores venden lo que hay en el email.” Me gusta mucho porque encaja perfectamente con mi visión del “Nuevo Marketing”, ampliamente compartida por todos los aficionados al Marketing de Atracción o Inbound Marketing. Pero cuidado, tampoco estoy diciendo que nuestros asuntos tienen que ser aburridos si o si. Deben ser coherentes con las expectativas de los destinatarios, y con el contenido del email. Si tus clientes se han registrado al newsletter de tu compañía, no les vengas con asuntos ambiguos porque no es lo que se esperan. Al contrario, si lo que querían era recibir ofertas y promociones en exclusiva, te puedes permitir asuntos más “agresivos”. En otras palabras, la personalización y la segmentación siguen siendo la clave de todo. Lo que nos lleva una y otra vez a la importancia de conocer muy bien a nuestros clientes… 😉

¿Algo más?

Una cosita: te dejo las 3 pequeñas cosas imprescindibles de saber a la hora de redactar los asuntos de tus emailings:
  • Tienen que ser breves: no más de 50 caracteres porque la mayor parte de los clientes de correo cortan los asuntos más largos.
  • No pueden incluir “spam words”: las palabras como “gratis”, “descuento” o “promoción” son el blanco preferido de los filtros de contenido.
  • Nada de mayúsculas ni signos de exclamación.
Ahora, ¡a pensar! Y eso que con las nuevas tecnologías, lo tenemos cada vez más fácil… ¿Sabías que existen herramientas que te permiten anticipar la tasa de apertura de tu mensaje y comparar la eficiencia de tus asuntos antes de mandar tu campaña?… No está mal, ¿verdad?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*