Distracciones con las que cortar de raíz

Distracciones con las que cortar de raíz

Personas en Twitter y Linkedin que no añaden valor a tu influencia en las redes sociales. Tanto Twitter como LinkedIn pueden ser poderosas herramientas de trabajo. No sólo te permiten estar conectado con los demás, sino que además puedes descubrir información valiosa o de interés, que van desde links a artículos o nuevas reflexiones. El problema es que muchas veces seguimos a alguien por educación, solo porque los conocimos en un evento o conferencia. No me malinterpretéis, no hay nada malo en ello, a menos que descubras más adelante que esa persona no es tan interesante en las redes social como parecía.

Si en lugar de aportar valor, tus contactos en las redes sociales te crean distracción es el momento de sacarlos de tu vida digital.

Tus perfiles en redes sociales que están abandonados o usas de manera ocasional.

Sabemos que las redes sociales nos ayudan a dar visibilidad a nuestra marca personal, pero llega un punto en el que no podemos abarcarlas todas: Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, Pinterest, Google+, y así hasta el infinito. Con tantos perfiles es imposible llevar una buena gestión de cada uno, así que normalmente acabamos optando por copiar y pegar la misma actualización de un sitio a otro, en vez de adaptarla a cada canal.
En lugar de intentar estar en todas partes deberíamos escoger uno o dos canales y olvidarnos del resto.

Esos emails que acumulan polvo.

Cada vez que abro el Outlook o el Gmail enfrente de alguien se asusta. Actualmente tengo 26.074 emails en mi bandeja de entrada. La mayor parte de ellos son correos basura que se remontan a cuando me cree la cuenta cuando tenia unos 14 años aproximadamente. Realmente no los borro por pereza, porque cada día a lo mejor recibo unos 15. Y los emails importantes de hace años tampoco los borro por si algún día los necesito. Por supuesto, nunca he tenido que usarlos y eso se traduce en más carpetas innecesarias. Rachel East, coach certificada y cofundadora de Clarity on Fire, asegura que la mayoría de las veces, los mensajes de correo electrónico que almacenamos son aquellos que dejamos para leer más tarde porque tenían un articulo interesante o respuestas que se semi-redactaron hace meses.
Aferrarse a esas cosas, aunque parece inocente, en realidad puede deberse a un gran sentimiento de culpa por todo lo que “deberíamos” haber hecho pero no hicimos. Nos pesa y nos hace sentir mal innecesariamente .
Por ello, borra todos los mails que no vas a volver a abrir y quédate con los que tienen información crítica.

El escritorio desordenado.

Aunque tu lo llames desorden “organizado” no significa que no esté afectando a tu productividad. Debemos aplicar la teoría de menos es más, así que este 2016 opta por darle a tu lugar de trabajo un cambio de imagen. Cuantas más cosas tengas por en medio más caótico te sentirás cuando te pongas a trabajar. East asegura que cuanto más espacio libre tengas a tu alrededor, más calma atraerás a tu vida. Está demostrado que estar en un estado de paz (mental y emocionalmente) permite que se desarrolle la inspiración y da lugar a mejores ideas.
No subestimes el poder del espacio para influir en tu percepción y productividad.

 90% de tus apps de mensajes

WhatsApp, Facebook Messenger, Viber, Skype, Kik, Google Hangouts, Slack, iMessage… Hay tantas aplicaciones que es difícil hacer un seguimiento de con quien has contactado. Ser accesible a demasiadas plataformas hace que te distraigas en tu vida y en el trabajo.
La mejor opción es quedarse solo con un app, a través de la cual clientes y amigos se pongan en contacto. Sino pueden usar el siempre fiel email.
Además, deberías considerar tener horas de trabajo (ON) y otras horas de descanso (OFF) cuando se trata de mensajes y email. Es increíble lo que podemos conseguir en una o dos horas en las que nuestra atención no se desvía a atender los mensajes constantes, que normalmente no son urgentes. Que te deshagas de estas prácticas no significa que te vayas a convertir en un hacha en el trabajo o en el más productivo de tu oficina, pero son pequeños tips que pueden ayudarte a mejorar de cara a este nuevo año. Anímate y si te resultan útiles comparte tu experiencia con tus compañeros. ¡Espero que disfrutes del día los Reyes Magos con la familia y que no te toque el haba! :)]]>

1 Comment


arturo kortazar azpilikueta martikorena
24/08/2020 at 13:17
Reply

En la vida hay que romper para volver a reconstruir, hay que empeorar las cosas para poder mejorarlas, hay que dañar para curar definitivamente, por ejemplo si un hueso está mal soldado hay que volver a romperlo y soldarlo bien, centrado y equilibrado, es como si una herida está mal cicatrizada, hay que hacer lo mismo, hay que quitar todo ese tejido malo y profundizar en la herida más para que vuelva a cicatrizar bien. Por eso, es mejor cortar de raíz.
Una casa mal construida, lo mejor es tirarla entera y hacerla de nuevo desde los cimientos otra vez, porque lo mismo hacer remiendos al final sale más caro y corre el riesgo de venirse abajo en cualquier momento. Las soluciones al principio definitivas son más onerosas cuando cortas tajantemente, y no te andas con paños calientes, pero a la larga es mucho más beneficioso porque el problema queda resuelto una vez por todas.
Cortar por lo sano a veces es necesario, significa cerrar ciclos malsanos, situaciones nocivas, relaciones negativas, desterrar esperanzas vanas sin preocuparnos por las recaídas, para ello hay que ser valiente, porque muchas veces los apegos, las dependencias, las emociones y sentimientos, nos atenazan, el miedo nos paraliza ante la incertidumbre de lo que está por llegar, y apostar por un futuro incierto, siempre hay que pensar positivamente, que será mejor lo que ha de venir, que lo que dejamos atrás y no volverá.
ARTURO KORTÁZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA ©


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...