Diseño orientado a la persona

Diseño orientado a la persona

experiencia de usuario. La clave del éxito de la adopción de una herramienta informática radica en un diseño orientado a la persona. Y cuando hablo de diseño, hablo tanto de diseño de interacciones (cómo la herramienta responderá a la persona), como de diseño gráfico (colores, tipografías, imágenes, pesos, etc). Para ello, debemos considerar los siguientes aspectos:

Las personas que deben usar la herramienta

Cada persona y su situación personal define el escenario de uso de la herramienta. Los puntos clave para que ésta sea adoptada más o menos fácilmente. Si está en la oficina o en la calle, si tiene conexión, si tiene algún tipo de discapacidad… Pensar sobre los intereses de la persona, las situaciones personales, el tiempo disponible y cómo lo invierte, si trabaja en equipo o solo, etc… son algunos de los aspectos que nos pueden definir cómo la herramienta debe ayudar a la persona.

La tecnología base a usar

Una vez conocemos las personas y aquello que necesitan, hay que adaptar la tecnología (hasta dónde lo permita). Por ejemplo, no es lo mismo desarrollar aplicaciones móviles para un teléfono o tableta (como las que podemos encontrar en el Apple Store), que aplicaciones web o de escritorio (tipo word). Cada una de ellas es ideal para un escenario u otro. Debemos conocer muy bien todas las posibilidades tecnológicas para adaptarlas a las personas con la mayor facilidad posible. Al fin y al cabo, la herramienta informática con su arte gráfico final dependerá de la tecnología, pero estoy seguro que si la diseñas orientada a las personas el resultado será diferente. Desde mi punto de vista, si quieres que tenga muy buena acogida, piensa en el usuario y diseña pensando en él… siempre sin olvidar que debe realizar una serie de funcionalidades y cumplir con unos requisitos gráficos :-)]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...