¿Cómo innovar con éxito en salud? El caso de AliveCor

¿Cómo innovar con éxito en salud? El caso de AliveCor

AliveCor es una empresa líder en el sector de la tecnología sanitaria o Medtech que ha desarrollado productos tecnológicos capaces de monitorear el corazón de manera autónoma y permanente, 24/7 (24h al día, 7 días a la semana). De este modo, sus tecnologías ofrecen una mayor calidad de vida a pacientes con una cardiopatía.

Los productos de esta empresa, combinan tecnología avanzada de inteligencia artificial, el empleo de microelectrodos y sistemas basados en la nube, para la rápida detección de posibles anormalidades en el ritmo cardíaco. Y así, permiten a los pacientes administrar de modo proactivo su salud cardíaca.

Esta importante labor que ayuda a mejorar la vida de las personas y que las puede salvar en numerosas ocasiones, ha interesado a inversores, como la famosa Clínica Mayo, que han decidido apoyar a la empresa. Alivecor ha recaudado ya más de 43 millones de dólaresde financiaciónen los últimos años.

Además, ha conseguido colocarse en la primera posición dentro de las compañías de que aplican Inteligencia Artificial según el ranking de Fast Company, para las empresas más innovadoras, del pasado año 2018.

Movilizando un sector conservador

El Dr. David Albert, cofundador  y  líder innovador de Alivecor, quiso responder a una necesidad clínica real. La detección rápida de la fibrilación auricular, que representa la causa principal de los accidentes cerebrovasculares discapacitantes y mortales, suponía una demanda existente. El poder llevarla a cabo por medios avanzados y de modo sencillo, por ejemplo, obteniendo un electrocardiograma a través de una aplicación de iPhone, parecía una idea brillante y con inmensas posibilidades.

innovar con éxito

Sin embargo, cuando Albert presentó sus primeras ideas a distintas empresas del sector médico, no las encontraron adecuadas para su desarrollo y comercialización. El cuidado de la salud exigía unas condiciones que les hacía ser conservadores y rechazar ese tipo de propuestas poco convencionales. 

Pero este médico, inventor y emprendedor de gran tenacidad que es Albert, no se dio por vencido hasta hallar la vía para el desarrollo de sus innovaciones. La lucha sin embargo fue larga.

David Albert imaginó esta tecnología muchos años atrás, a mediados de los 90’s. Sin embargo, las tecnologías no estaban listas para hacer realidad la idea de medir la salud del corazón sin la ayuda de profesionales médicos. Cuando las tecnologías estuvieron más desarrolladas, las grandes compañías como GE a las que Albert enseñó su idea, no tenían interés en cambiar el mundo. Por fortuna, este innovador encontró apoyo y capital en una empresa más pequeña, que le permitió mandar a construir sus primeras muestras en China.

La innovación no es sin embargo un camino de rosas. Esta compañía pronto desistiría del negocio. Pero la constancia y la perseverancia del doctor Albert le hicieron dar un giro de 180º al modelo de comercialización que estaba persiguiendo. En lugar de irse a empresas que fabricaban y comercializaban equipos médicos para profesionales de la salud, se fue a buscar al consumidor final. Ayudado de su hijo de 11 años y de LinkedIn, Albert publicó un vídeo que cambió su vida. Después del vídeo, la CNN, Good Morning America, Fox o la propia General Electric, por fin se interesaron en apoyar su idea.

David Albert piensa que su experiencia como médico le ayudó a ver que la idea tenía un valor real y su terquedad, a seguir insistiendo hasta que otros vieran también el valor en su innovación.

La ciencia y los datos como pilares del éxito

Introducir sus innovadoras ideas en el mercado partía de contar con datos clínicos validados que respaldaran la utilidad de sus productos y la experiencia positiva de los pacientes. Y AliveCor encontró la manera de hacer llegar a las personas con problemas cardíacos formas intuitivas y simples de innovación tecnológica.

La colaboración con varias universidades norteamericanas, como la Universidad de Oklahoma, ha resultado en varios estudios que corroboran la eficacia y utilidad de los productos de esta empresa. Estos datos validados han sido el modo con el que AliveCor ha sabido enfrentarse a los prejuicios e ideas preconcebidas sobre el éxito de una metodología poco común. Y de este modo ha logrado abrir la puerta a un camino de beneficios tecnológicos para la salud.

La atención a problemas prioritarios, las grandes ideas basadas en las nuevas tecnologías y la tenacidad de Albert, que a pesar de los obstáculos supo continuar con su proyecto, son las claves del éxito de esta empresa; un éxito que supone un hito en el avance médico para todos.

Pregunta de reflexión: ¿tu organización está preparada para romper convencionalismos y aceptar grandes ideas?

]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*