Atribución de las ventas: optimiza tu presupuesto

Atribución de las ventas: optimiza tu presupuesto

articulo anterior sobre la omnicanalidad, los “nuevos consumidores” son susceptibles de usar varios dispositivos y sus recorridos dentro y fuera de cualquier página web son cada vez más complejos. El proceso de decisión de compra es largo: el usuario investiga, compara y generalmente visita el website de la marca que le interesa varias veces antes de comprar. ¿Y cuál es la consecuencia de este nuevo comportamiento sobre la definición de mi ROI? Pues que más de la mitad de las ventas realizadas en Internet son impulsadas por varios canales (SEM, emails, afiliación, etc.). Para medir correctamente tus resultados y tener una visión precisa lo que funciona o no, tienes que considerar la totalidad de las fuentes de tráfico que han contribuido, directa o indirectamente, a tus ventas. Aquí es dónde interviene el método de atribución de las ventas… ¿De que se trata exactamente? La atribución de ventas es un proceso de análisis que consiste en ponderar los resultados de una conversión a uno o varios canales de adquisición. El objetivo es poder asignar un valor promedio a cada uno de los puntos de contacto que hayan podido impulsar la venta. Es un método a posteriori, muy interesante a la hora de repartir tu presupuesto. Existen varios modelos de atribución. Los más frecuentes son los siguientes:

  • Modelo de atribución “Primera interacción”: el primer punto de contacto recibe el 100% del crédito por la venta.
  • Modelo de atribución “Última interacción”: el último punto de contacto recibe el 100% del crédito por la venta.
  • Modelo de atribución lineal: el crédito se distribuye de manera uniforme entre todos los puntos de contacto.
  • Modelo de atribución “Último clic indirecto”: se ignora todo el tráfico directo y se atribuye el 100% del crédito por la venta al último canal por el qué ha llegado el usuario.
  • Modelo de atribución “Deterioro del tiempo”: el crédito se reparte según el momento en el qué se ha usado el canal. Las interacciones más recientes se llevan más crédito que las antiguas.
  • Modelo de atribución “Según la posición”: se asigna el 40% del crédito tanto al primer como al último punto de contacto, y se reparte el 20% restante entre los puntos intermedios.
Para evaluar correctamente la eficacia de tus canales de adquisición, tienes que elegir el modelo que más se adapte a tu negocio y refleje mejor tus objetivos. Ah, claro, si no te convencen estos modelos tradicionales, también puedes crear el tuyo… ¿Te atreves? :-)]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*