Ahora toca tener aptitudes tecnológicas

Ahora toca tener aptitudes tecnológicas

¿Por qué lo llaman transformación cuando quieren decir cambio?, las empresas se han empezado a dar cuenta que para que la transformación digital funcione, es necesario que las personas estén preparadas. El pasado martes tuve la oportunidad de asistir a una charla con profesionales de primera línea. Partiendo de características del mercado como incertidumbre, inestabilidad y volatilidad, se habló de economía, mercados emergentes y oportunidades tecnológicas. La charla estaba acompañada de dos casos prácticos donde la estrategia digital había sido clave en el crecimiento.

Tecnología como facilitadora del proceso

Pero, ¿es realmente la digitalización de las empresas lo que las hace diferentes en el mercado?
Las empresas tienen nuevas oportunidades y son más eficientes gracias a la tecnología, pero el factor diferencial son sus valores y actitudes, las de sus profesionales.
Todas las empresas tienen acceso al mismo talento, metodologías, etc. Es la cultura corporativa la que las diferencia. La tecnología debe tener el papel de facilitación. He trabajado con empresas esclavas de ella. Su forma de actuar viene dada por las restricciones tecnológicas que padecen, creándose tensiones internas que acaban repercutiendo en el cliente.

Tecnología que aporta valor al mercado

Por otro lado, existe la tecnología como producto final. Plataformas como UBER o airbnb cambian los mercados y hacen evolucionar los modelos de negocio actuales. Sectores como la medicina cuentan con proyectos que ayudan a las personas gracias a la tecnología, como por ejemplo cogwatch, que ayuda a pacientes con apraxia a mejorar su calidad de vida. Pero todos ellos se han encontrado con el peligro de la resistencia al cambio.

Frenos tecnológicos. Aptitudes tecnológicas

Tanto cuando la tecnología juega un papel dentro de un proceso, como cuando es un resultado final, el éxito de que funcione acaba siendo de las personas que aplican. El paradigma ha cambiado. Ahora, más que nunca, necesitamos tener aptitudes tecnológicas para aprovechar todas las oportunidades. Para subirnos al tren y no dejarlas escapar. Es de vital importancia entender la tecnología, saber cómo nos puede ayudar a cambiar nuestras funciones dentro de una organización o cómo nos puede ayudar a aportar valor a nuestros clientes. Ya no es cuestión de saber cómo funciona una hoja de cálculo, una base de datos o un procesador de textos. Es saber cómo se conjugan con muchas otras aplicaciones de internet y móviles. Es entender cómo funciona internet, qué peligros tiene y dónde están mis datos. Es cómo puede un proceso químico afectar mi alimentación. Es como un tubo con una esponja es capaz de detener una hemorragia profunda. El mercado cambia rápido por la tecnología. Hace tiempo que los trabajos repetitivos están siendo sustituidos por robots y algoritmos. La única forma de hacer frente a ello es adquirir aptitudes tecnológicas para avanzarnos. Pregunta para la autoreflexión: ¿Ves usar herramientas tecnológicas en tu entorno y no conoces los beneficios que te pueden aportar?]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*