5 errores a evitar en Inbound Marketing

5 errores a evitar en Inbound Marketing

Marketing de Atracción en su traducción al castellano. Como bien sabéis, el Inbound Marketing es una estrategia destinada a “atraer sin ser intrusivos”. Las marcas aficionadas al concepto tratan de ganar la atención de sus clientes potenciales en vez de pagar para lograrla. Aplican una serie de técnicas novedosas con el objetivo de llegar a su público de manera natural, sin tener que invadir o interrumpir su cotidiano de ninguna manera. La mayor parte de las empresas con proyección ya ha entendido la importancia de promocionarse de manera más amable para adaptarse al cambio cultural al que nos enfrentamos. Sin embargo, muchas siguen haciendo errores básicos que comprometen su éxito…

1 · Publicar información que no está actualizada o no aporta valor

Tu objetivo es que tus compradores potenciales te encuentren, te descubran y se enamoren de tu marca, sin que hayas, en ningún momento, intentado vender nada. Para conseguir esto, tienes que realizar una vigilancia profunda de los temas de actualidad relacionados con tu sector de actividad, y actualizar tu contenido muy a menudo en torno a ellos. Cuando hablas de tus productos, hazlo sutilmente, inscribiéndolos en las tendencias del mercado. Recuerda que el egocentrismo no vende y define tu plan de contenidos.

2 · Dirigir tráfico a la ‘Homepage’ del sitio web

Unas de las claves del Inbound Marketing son la personalización de los mensajes y la alineación de los contenidos publicados con los intereses del público objetivo. Mandar a tus usuarios a tu página de inicio es un error, aunque pienses que así tendrán acceso a más contenido. No quieren más contenido. Quieren EL contenido que han estado buscando, el que corresponde a sus necesidades y es coherente con el enlace en el que han pulsado para llegar hasta tu página web. Tus publicaciones tienen que ser segmentadas y diversificadas según tu tipología de clientes. Cada post, tweet o whitepaper debe tener un propósito preciso, atraer a una categoría de consumidores específica y desencadenar una acción única que se verá reflejada en una landing page o página de aterrizaje.

3 · Descuidar el contenido visual

“Una imagen vale más que mil palabras”
y más aún cuando estamos hablando de comunicación digital. Los formatos visuales resultan muy cómodos y atractivos.

4 · No simplificar

Que tu página web sea de ecommerce o corporativa, tu lenguaje siempre tiene que ser simple, preciso y conciso. Ponte en la piel de tus clientes y redacta para ellos. No quieren que les impresiones con tu jerga técnica. Quieren encontrar las soluciones que están buscando y, desde luego, entender lo que dices. Recuerda que la escritura digital no tiene nada que ver con la escritura tradicional creativa. El proceso de simplificación no sólo se limita a tu estilo redaccional. Facilita los caminos que tienen que recorrer tus usuarios también para que sean ligeros e intuitivos.

5 · Querer estar en todos los frentes.

Selecciona cuidadosamente tus canales de comunicación y no disperses tus esfuerzos en todas las redes sociales. Céntrate en aquellas que te serán realmente útiles. Es de sentido común: si tu público se compone esencialmente de profesionales, optimiza tu presencia en Twitter y LinkedIn. Si lo que vendes tiene un componente visual muy fuerte, apuesta por Pinterest o Instagram. Para terminar… Lo más importante, como siempre, es que tu trabajo sea el resultado de una estrategia bien reflexionada y basada en las necesidades reales de tu Buyer Persona. A partir de allí, mide tus resultados y ajusta tus decisiones en función de lo que compruebas, y no de lo que intuyes. ¿Qué opinas? ¿Fácil de decir pero difícil de hacer? ;-)]]>

Leave A Reply


Emil Iosipescu
05/02/2015 at 11:08
Reply

Bravissima como siempre Mathilde y gracias !!!


Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*