5 Claves de una Cultura Ágil

5 Claves de una Cultura Ágil

Sabemos que un framework de trabajo Agile permite organizaciones que se adaptan más rápido y con menos dificultad al entorno cambiante. Pero, ¿qué elementos culturales podemos introducir para fomentar y construir una verdadera cultura ágil?

¿Cómo podemos trazar un nuevo camino para cambiar las prácticas actuales y transformarlas?

5 Claves de una cultura ágil

Transparencia de la información

Hoy en día, aún hay muchas barreras de acceso a la información en las empresas, ‘filtros’ que impiden ver el mapa completo y que hay que quitar. Si no podemos descubrir el conocimiento dentro de la organización, no conectamos a las personas que trabajan en la organización con los productos y las necesidades relacionadas de los clientes.

Para conectar con el ‘todo’, es crucial compartir el conocimiento y esto se hace con transparencia.

Es necesario un movimiento firme de ‘des-filtración’ de la información para permitir un flujo de asimilación y comprensión que libere saber, inteligencia y know-how.

Iterar y experimentar de forma rápida

Los ciclos de aprendizaje tienen que ser rápidos, para que hacer pruebas, aprender y hacer ajustes a partir de los errores se convierta en un verdadero punto de progreso.

E introducir en la cultura cotidiana cuando innovamos el concepto de MVP (producto mínimo viable) para crear prototipos de producto/servicio potencialmente mejores que probar y que nos permitan aprender.

Aprendizaje continuo

No podemos dejar de aprender, a nivel individual y colectivo. Para ello, necesitamos incorporar en el día día la rutina de explorar nuevas formas de aprendizaje para mejorar lo que hacemos dentro de las organizaciones y a nosotros mismos.

Y también hacerlo de forma ‘más libre’, a partir del conocimiento de otros en intercambios y formas de colaboración abiertos, relacionándonos con los errores y fracasos como parte del proceso para avanzar.

Impulsar nuevas formas de trabajo para retener lo aprendido y sustituir las viejas ideas, de forma que desaprender e incorporar nuevo conocimiento de forma continua dé paso a la innovación.

Las personas antes que los procesos

La cultura ágil desafía el modelo tradicional de ‘mando y control’ en el que aún se basan muchas organizaciones, poniendo un mayor énfasis en equipos auto-gestionados que tienen autonomía para tomar decisiones y realizar tareas.

Hoy en día es necesario que la toma de decisiones esté más cerca de donde sucede la acción

Los cambios están ocurriendo demasiado rápido como para que los equipos tengan que consultar a la jerarquía constantemente para saber qué deben hacer a continuación.

Dar a las personas autonomía para tomar decisiones de acuerdo con su formación y habilidades no sólo es una forma más rápida de trabajar sino que es una mejor forma de hacerlo.

Habilitar a los equipos para que sean proactivos, estén atentos a las señales y tomen acción sobre estas, permite detectar y aprovechar oportunidades, elemento clave para impulsar la innovación como catalizador del cambio.

Los nuevos líderes innovadores no solo tienen que ser buenos en la gestión de proyectos sino en la gestión de personas.

Tecnología, sistemas y herramientas

Agile no es solo herramientas o tecnologías para obtener prototipos funcionales más rápidos, sino más bien una cultura de trabajo que se apoya en herramientas prácticas.

Es difícil mantener el ritmo para aprender y adaptarse a nuevas tecnologías, ya que estas cambian de forma constante.

Para hacer frente a un entorno de actualización continua, las organizaciones tenemos que desarrollar la capacidad de tener una arquitectura más modular. Sistemas abiertos a cambios, con la vista puesta en los nuevos desarrollos tecnológicos. De forma que sea más fácil integrar lo nuevo y lo viejo, y dar respuesta a las necesidades cambiantes.

Introducir estos elementos en la cultura de la organización hace que poco a poco la agilidad se convierta en la ‘norma’ para transformar y permite la adaptación constante.

Pregunta para la reflexión: ¿se puede realmente innovar sin una cultura ágil que lo propicie?

]]>

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Déjate sorprender...

Gestionar el consentimiento de las cookies

Para ofrecerte la mejor experiencia de uso, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento a estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio. No consentir o retirar el consentimiento, puede afectar negativamente a ciertas características y funciones.

Funcional

Siempre activo
El almacenamiento o acceso técnico es estrictamente necesario para el propósito legítimo de permitir el uso de un servicio específico explícitamente solicitado por el abonado o usuario, o con el único propósito de llevar a cabo la transmisión de una comunicación a través de una red de comunicaciones electrónicas.

Estadísticas

El almacenamiento o acceso técnico que es utilizado exclusivamente con fines estadísticos. El almacenamiento o acceso técnico que es utilizado exclusivamente con fines estadísticos anónimos. Sin una requerimiento, el cumplimiento voluntario por parte de su proveedor de servicios de Internet, o los registros adicionales de un tercero, la información almacenada o recuperada sólo para este propósito no se puede utilizar para identificarlo.

Marketing

El almacenamiento o acceso técnico es necesario para crear perfiles de usuario para enviar publicidad, o para rastrear al usuario en un sitio web o en varios sitios web con fines de marketing similares.